Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía identifica a los etarras que transportaban amonal en Barcelona

Dos miembros del comando Barcelona de ETA, Joan Carles Monteagudo Povo y Juan Félix Erezuma Uriarte, eran los ocupantes del turismo cargado con 30 kilos de amonal abandonado el jueves en Sant Cebriá de Vallalta (Barcelona), según confirmó ayer el Gobierno Civil de Barcelona.Los dos presuntos terroristas abandonaron el Opel Corsa que conducían después de que éste se averiara en la carretera comarcal BV-5128, en el término comarcal de Sant Cebriá. El turismo había sido robado en San Sebastián y su auténtica matrícula era de Madrid. En el interior del automóvil, la policía descubrió 33 bolsas que contenían un kilo de amonal cada una de ellas.

Joan Carles Monteagudo, de 30 años, es considerado por la policía el hombre de ETA en Cataluña desde finales de 1986 y responsable de la reorganización el comando Barcelona. Dos años antes de su entrada en la organización terrorista vasca, en enero de 1985, Monteagudo abandonó la también organización terrorista Terra Lliure por discrepancias con los entonces máximos dirigentes: Jaume Fernández Calvet, Carles Sastre y Montserrat Tarragó. Juan Félix Erezuma Uriarte, de 27 años, alias Maximiliano González, natural de Gernika es miembro liberado de ETA desde marzo de 1988.

Ambos activistas escaparon de una trampa que les tendió la policía en noviembre de 1988 policial cuando se dirigían a una vivienda del barcelonés barrio de La Sagrera, en la que ocultaban 133 kilos de amonal.

La Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía descubrió entonces, a través de la documentación intervenida en el piso, que Monteagudo y Erezuma planeaban atentar contra el Camp Nou, el estadio del F C arcelona. La policía también intervino información sobre otros puntos de la ciudad, como una comisaría de policía, una empresa de explosivos y una cantera.

El atentado más sangriento que ha realizado el comando Barcelona de ETA en la capital cata lana se produjo en junio de 1987 n el centro comercial Hipercor. En aquella ocasión, la banda terrorista acabó con la vida de 21 personas al estallar en el aparcamiento del supermercado un coche-bomba cargado con 25 kilos de amonal y líquido inflamable, que multiplicó los efectos mortales del atentado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de agosto de 1990