Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Plaza retira su candidatura si Pedro Sánchez Sanz renuncia a la suya

José Plaza se retirará de la lucha por la presidencia del Comité Nacional de Árbitros (CNA) si Pedro Sánchez Sanz, suspendido presidente del citado organismo, renuncia a presentarse a la reelección cuando sea convocado un nuevo proceso electoral, según confirmó a EL PAÍS Vicente Acebedo, antiguo vicepresidente del CNA y hombre de confianza de Plaza. "Es la única solución lógica y viable para acabar con la actual situación de irregularidad e inestabilidad en el comité", afirmó Acebedo.Tras la suspensión cautelar de Sánchez Sanz, en acatamiento de la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el CNA quedó en manos de una junta gestora, presidida por Fernando de Andrés Merino, del colegio castellano leonés, que sustituyó a Javier Lorente. El cambio provocó un profundo malestar en Plaza, por considerar que el, nombramiento de De Andrés, al ser éste contrario a su candidatura, podía perjudicar sus intereses. "Es una elección irregular y que demuestra animosidad por parte de la federación", manifestó en su día Acebedo. El futuro del comité depende ahora de que los tribunales de Justicia decidan sobre la idoneidad de la candidatura de José Plaza, lo que puede demorarse hasta septiembre. En el momento en que haya una resolución, en un sentido u otro, volverán a convocarse elecciones a la presidencia del CNA.

Urízar, la alternativa

"Si Sánchez Sanz renuncia, si todo el proceso seguido hasta ahora se anula y todo vuelve a comenzar de nuevo, con unas nuevas elecciones, Plaza se retirará. Si no es así, seguirá adelante, porque estamos convencidos de que el juez lo reconocerá como candidato. Es la mejor manera de acabar con las guerras, de poner un ventilador en el comité que haga desaparecer todo el pasado, incluidos nosotros", señaló Acebedo, quien citó a Ildefonso Urízar Azpitarte como un candidato ideal para presidir el CNA en un futuro. "Además, Sanz podría volver a presentarse en las elecciones de 1992, momento en que Plaza, con 74 años, ya no querrá saber nada de todo esto", añadió.Acebedo negó que, con su propuesta, Plaza pretenda colocar en el CNA un hombre de su confianza, para dedicarse a dirigir con tranquilidad la futura Asociación de Árbitros Españoles de Fútbol. "No existen maniobras ocultas. La asociación marcha muy bien, pero por otro lado. Lo único que se pretende es acabar con la. actual situación de vacío de poder", matizó Acebedo.

El antiguo vicepresidente del CNA puso como ejemplo las pruebas fisicas que se realizarán a los 60 árbitros de Primera División, que han sido convocados al efecto el próximo viernes en un hotel madrileño. "Cualquiera que se sienta perjudicado podrá impugnar esas pruebas, porque han sido convocadas de forma irregular, en agosto y con muchos árbitros de vacaciones", concluyó Acebedo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de agosto de 1990