Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un avión

que transportaba a un equipo médico para recoger un corazón para un trasplante en el Hospital Clínico de Zaragoza tuvo que efectuar un aterrizaje de emergencia en la base aérea de esa ciudad, al fallarle el sistema eléctrico. El equipo médico procedía de Santander.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de julio de 1990