Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez de Cáceres ordena que se respete la huelga de hambre de un grapo

El juez de Vigilancia Penitenciaria de Cáceres, Salvador Castañares Bocanegra, ha dictado un auto ordenando que se respete la voluntad del miembro de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO) Joaquín Calero Arcones de no ser asistido médicamente ni alimentado forzadamente. El fiscal ha recurrido al estimar que el derecho a la vida es prioritario sobre todos los demás derechos.

El auto ordena además el inmediato traslado del miembro de los GRAPO al hospital provincial San Pedro de Alcántara "dado que las condiciones higiénicas del lugar donde se encuentra [la cárcel Cáceres I] no son las idóneas ni aceptables para una persona en su estado". Según el acuerdo. adoptado por el magistrado Castañares Bocanegra, la voluntad del preso de los GRAPO se mantendrá hasta que "pierda su consciencia o por tomar una decisión contraria a la actual se le precise prestar los auxilios médicos necesarios para la salvaguardia de su integridad física o moral".El juez de Vigilancia Penitenciaria estima que Joaquín Calero Arcones "tiene hecha declaración ante el juzgado expresando que una vez que pierda la consciencia se le asista médicamente".

El fiscal, que ha preferido permanecer en el anonimato por razones de seguridad, ha declarado a RNE, que el derecho a la vida es "absolutamente prevalente sobre todos los demás derechos fundamentales, y así está reconocido en la Constitución". Según el fiscal, mientras que entre los jueces no es necesario que exista una coordinación "y una resolución igual ante asuntos iguales", en el caso del ministerio fiscal "que responde constitucional", mente a los principios de dependencia jerárquica y unidad de actuación, el dictamen ha de ser exactamente igual en casos iguales".

Conflicto de derechos

La negativa de un interno plenamente consciente a ser asistido médicamente y alimentado contra su voluntad es calificada por el magistrado Castañares Bocanegra de "controvertida" al entrar en conflicto dos derechos fundamentales como son "el de la dignidad de la persona y libre desarrollo de su personalidad" y "el derecho a la vida". Sin embargo, muestra su disconformidad con el ministerio fiscal, "por la razón lógica" de que "el derecho a la vida contra la dignidad de la persona y frente al libre derecho del desarrollo de su personalidad resulta evasivo y sin contenido". .Joaquín Calero, de 41 años, cumple una condena de 107 años por diversos atentados. Desde hace seis meses mantiene la huelga de hambre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de junio de 1990

Más información

  • El fiscal recurre al considerar prioritario el derecho a la vida