Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

250 astrónomos españoles consideran un fraude la astrología

Doscientos cincuenta astrónomos españoles, la práctica totalidad de los profesionales que se dedican a esta ciencia, han suscrito un manifiesto en el que muestran su preocupación por la proliferación en los medios de comunicación de predicciones astrológicas y la difusión en la sociedad de este tipo de artes adivinatorias, que consideran un fraude. La base científica de estas técnicas es nula, advierten.

Los astrónomos firmantes del manifiesto explican que la astrología se basa en una visión geocéntrica (la Tierra es el centro del Universo), de hace 2.000 años y totalmente superada. Los astrólogos no tienen en cuenta las enormes y muy diferentes distancias de las estrellas a la Tierra ni la precesión de los equinocios. Este último fenómeno, debido a que la Tierra rota sobre sí misma y alrededor del Sol como lo hace un trompo, es la causa de que desde hace 2.000 años el punto Aries de los astrólogos, en realidad se haya trasladado en el cielo hasta, casi, el signo siguiente, Acuario. De esta forma los Tauro, según los astrólogos, son prácticamente Aries, y los Aries Acuario.El la declaración, firmada por la práctica totalidad de los astrónomos profesionales españoles, y promovida por miembros del Departamento de Astrofísica de la universidad Complutense, se añade a una carta que desde 1984 se ha enviado a diferentes medios de comunicación norteamericanos que incluyen predicciones astrológicas. Esta carta fue elaborada por el Comité para la Investigación Científica de los Supuestos Hechos Paranormales (CSICOP), una organización que incluye psicólogos, filósofos, científicos de todas las ramas, escritores y periodistas de todo el mundo.

Simple entretenimiento

En la carta se pide a los medios de comunicación que en sus horóscopos se introduzca el aviso: "La siguiente predicción astrológica se debe leer solamente como un entretenimiento. Tales predicciones no tienen bases fundamentadas en ningún hecho científico". Según reza el manifiesto: "Estamos especialmente inquietos por la continuada proliferación de cartas astrales, predicciones y horóscopos en los medios de comunicación social, tanto visuales como escritos".Los promotores del manifiesto aclaran que denuncian una práctica, la astrología, cuyas bases "se asientan en el oscurantismo y la irracionalidad" y muestran su preocupación por la extensión de estas prácticas hasta las esferas más altas del poder: "¿Qué ocurrirá si empresarios, economistas políticos, confían el destino de empresas, capitales y nacionales a los oscuros designidos de los dioses-planetas?".

Entre los firmantes del documento están Manuel López Arroyo, director del Observatorio Astronómico de Madrid; Francisco Sánchez, director del Instituto de Astrofisica de Canarias; Teodoro Vives, codirector del Instituto de Astrorisica de Calar Alto; José María Quintana, subdirector del Instituto Nacional de Técnica Aerospacial (INTA); Angelo Casatella, astrofísico de la estación de la Administración Europea del Espacio (ESA) en Villafranca, Manuel Fernández Rego, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Blas Sanahuja, catedráticá de la Universidad de Barcelona, Carlos Sánchez del Río, vicepresidente de la Real Academia de Ciencias Físicas, Químicas y Matemáticas.

Según Javier E. Armentia y Miguel Angel Sabadell, impulsores del manifiesto, parte de la iniciativa se debe al egoísmo, ya que a los astrónomos no les gusta que les confundan con los astrólogos, como sucede en España continuamente: "No se trata de llevar a la hoguera a los astrólogos, sólo nos gustaría que no disfrutaran de la impunidad con la que engañan y se lucran",

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 1990

Más información

  • Niegan a los horóscopos base científica