Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

1941

21.55 / TVE-11941, 1979 (113 minutos). Director: Steven Spielberg. Intérpretes: Dan Aykroyd, John Belushi, Toshiro Mifune, Robert Stack, Christopher Lee, Naney Allen, Tim Matheson.Después de Encuentros en la tercera fase, Steven Spielberg recala en un argumento de Robert Zemeckis, Bob Gale y John Milius, cuyo esqueleto sostienen unos sólidos cimientos: los de la comedia del desmadre. Un concentrado de locuras, un desenfrenado despropósito, 1941 narra una hipotética invasión, poco tiempo después de los hechos de Pearl Harbour, del Ejército nipón en la costa oeste de Estados Unidos, exactamente al filo mismo que sustenta todas sus mitologías: Hollywood. El filme se abre con un divertido homenaje -autohomenaje- a Tiburón. Y entre otras cosas veremos a continuación soldados bailando al son de Glenn Miller y peleando a los acordes del Victor Young de El hombre tranquilo, meticulosos destrozos de casas junto al mar -en la mejor tradición Laurel y Hardy de La batalla del siglo-, generales llorando a moco batiente y sonriendo a mandíbula dentífrica ante Dumbo, pilotos sobrevolando histéricamente las avenidas de la gran ciudad, norias que se salen de su eje para rodar plácidamente por el parque de atracciones hasta pegarse una saludable zambullida en el Pacífico, etcétera. Un pastiche colosal que no cuajó en taquilla ni fue bien recibido por el respetable. La mano de Spielberg se nota por doquier, su maestría, pero por éstas que es una de sus películas más desiguales y excedidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 1990