Se crea el Instituto Cervantes para proteger y difundir el español

El Gobierno dio ayer luz verde a la creación del Instituto Cervantes, que será el encargado de agrupar y potenciar los esfuerzos de defensa del español en el mundo, al igual que hacen con otros idiomas el Goethe Institut, de la República Federal de Alemania; el British Council, del Reino Unido; la Alliance Française, de Francia, o la Societá Dante Alighieri, de Italia. Las Cortes deberán votar ahora el proyecto de ley del Instituto Cervantes, aprobado ayer por el Consejo de Ministros.Cerca de 320 millones de personas hablan hoy el español y al final del siglo lo hablarán 420 millones, lo que equivaldrá al 7% de la población mundial. En Estados Unidos y en Europa es la segunda lengua, en Japón existe una gran demanda de aprendizaje y está presente en África y Asia. Pese a estos hechos y a frecuentes promesas de la Administración, hasta ahora no existía ningún organismo encargado de planificar esa expansión del idioma. Todo el presupuesto de Exteriores para la defensa del español en el extranjero equivale a la dotación de una sola dirección general francesa.

Según declaró ayer el subsecretarlo de Educación, Javier Matía, no existe de momento un presupuesto global de lo que costará el Instituto Cervantes. Los esfuerzos educativos españoles en el extenior, entre los que se cuentan 35 centros con clases de español para extranjeros, suman ahora entre 1.300 y 1.500 millones de pesetas.

La media de asistencia por trimestre a los centros dependientes de Exteriores es de 300 alumnos.

Página 33

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS