Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL SUMARIO DEL 'CASO NASEIRO'

La ausencia de dos diputados impide crear normas de investigación en el Congreso

La actual alianza entre el PSOE, CiU, CDS y PNV está a punto de romperse si los socialistas persisten en su intención de establecer un sistema de votación ponderado en la Comisión del Estatuto del Diputado. Según un borrador de nuevas normas al que han accedido estos tres grupos de oposición, el PSOE siempre tendría la llave de las votaciones. De forma oficial, la Mesa del Congreso no estudió ayer estas reglas con el pretexto de que faltaban dos de sus miembros. Sí acordó, en cambio, remitir la acreditación de la condición de diputado de Ángel Sanchis solicitada por el Tribunal Supremo hace casi dos semanas.

Una vez suspendida la sesión de ayer ya han transcurrido tres semanas desde que los letrados de las Cámaras elaboraron un informe en el que tendría cabida de forma inmediata el caso Naseiro. Federico Trillo, del Grupo Popular, y Josep María Trías de Bes, de CiU, fueron los ausentes de la Mesa por estar de viaje fuera de España.En esta ocasión CIU, PNV y CDS están dispuestos a alejarse del PSOE si prospera la tesis de estos últimos para restringir las posibilidades de investigación de la comisión del Estatuto del Diputado. Estos grupos han conocido confidencialmente la contrapropuesta de los socialistas a las primeras normas de funcionamiento elaboradas por los servicios jurídicos de la Cámara y disienten absolutamente de la introducción del voto ponderado, lo que da al PSOE siempre la facultad de decidir qué supuestos son susceptibles de investigación.

Además de este sistema de voto las nuevas normas incluirían la creación de una mesa dentro de la comisión del Estatuto cuyos miembros estarían representados en virtud de su apoyo parlamentario. Por último se restringirían los casos idóneos de investigación para poner coto a la amplitud de posibilidades de investigación que tenía esta comisión, según defendió el CDS el pasado 13 de febrero con apoyo de todos los grupos. Ahora, sólo serían investigados aquellos miembros de la Cámara que hubieran utilizado su cargo para obtener beneficios mercantiles personales, sin hacer referencia alguna a la financiación de los partidos políticos.

Tanto Alejandro Rebollo, del CDS, como Miquel Roca, de CiU, resaltaron con vehemencia que sin voto ponderado y con la facilidad de que sólo un grupo podía llevar una propuesta a esta comisión, este ámbito se convertía en una auténtica comisión de investigación. Este argumento lo utilizaron con profusión ante el Grupo Popular para llevar a su ánimo que, aunque no se creara una comisión específica para estudiar el caso Naseiro, se les ofrecía un lugar donde podían satisfacer con creces su deseo de ser investigados.

Taiwan y el Reino Unido

Lo cierto es que ayer la Mesa del Congreso no trató nada relativo a estas normas con el pretexto de que faltaban dos de sus miembros. El vicepresidente segundo, Federico Trillo (PP) y Josep María Trías de Bes, vicepresidente cuarto (CiU), se encuentran en Taiwan y el Reino Unido, respectivamente, según portavoces de sus partidos.

El portavoz del Grupo Popular, Rodrigo Rato, dio ayer a entender que sigue sin gustarle la comisión del Estatuto del Diputado para dirimir el caso Naseiro, y mostró su rechazo a que se aprueben unas normas "que estrechen la actuación de esta comisión".

El presidente del Grupo Socialista, Eduardo Martín Toval, hizo una significativa declaración de principios: "El Grupo Socialista considera que en ningún caso el Parlamento puede investigar para culpar o exculpar a un ciudadano porque para eso están los tribunales". También, como criterio general, dio por sentado que su grupo defenderá el sistema ponderado del voto.

La Mesa del Congreso acordó, sin embargo, remitir al Tribunal Supremo la acreditación de la condición de diputado de Ángel Sanchis, que había sido solicitada hace casi dos semanas. La certificación fue recibida por la Sala Segunda del Tribunal Supremo a primeras horas de la tarde de ayer. Ahora, el instructor del caso, Luis Román Puerta, deberá decidir las próximas diligencias y si, después de ellas, solicita el suplicatorio para procesar a Ángel Sanchis como presunto autor de un delito de cohecho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de mayo de 1990

Más información

  • La Mesa envió al Supremo la acreditación de Ángel Sanchis como parlamentario