Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ricardo García Damborenea abandona su partido al ser expulsado por dos años

Ricardo García Damborenea anunció ayer al secretario de organización del Partido Socialista Obrero Español, Txiki Benegas, su abandono del PSOE al no aceptar la resolución de la comisión ejecutiva federal de suspenderle de militancia por dos años. "A mis años no quiero que se me pasee por el PSOE con un sambenito de culpable, cuando ellos no tienen autoridad moral para hacerlo. Por ello no acepto esta resolución, así que me voy, dejo el PSOE", dijo García Damborenea.La coordinadora de la corriente Democracia Socialista, hasta ayer liderada por Ricardo García Damborenea, se reúne esta misma mañana para analizar la situación creada con esta decisión.

No obstante, la situación de la propia corriente es en sí misma anómala toda vez que aún no cuenta con el beneplácito del partido socialista para su existencia, al no haber respondido todavía a los nuevos estatutos que esta corriente ha elaborado una vez que los iniciales fueron considerados inaceptables por los órganos directivos del partido.

Decisión "hipócrita"

Ricardo García Damborenca, en tono sereno, afirmó que la decisión del partido de suspenderle era injusta, al tiempo que "hipócrita". "No me expulsan sabiendo que la suspensión de militancia significa lo mismo, y se excusan en mí cuando lo que pretenden es dar una patada a la corriente de opinión". El ex dirigente socialista de País Vasco se mostró convencido de que la decisión de suspenderle de militancia estaba tomada desde el 1 de septiembre de 1989, cuando mediante una carta comunicó al secretario general del PSOE, Felipe González, la inminente creación de la corriente Democracia Socialista."Han estado buscando la ocasión, y finalmente han optado por la suspensión porque no han tenido suficiente coraje para expulsarme", manifestó.

Ricardo García Damborenea dejó abierto el interrogante del marco en el que a partir de ahora actuará políticamente, aunque no lo descartó al asegurar que siempre ha defendido unas ideas y que por ellas seguirá trabajando. Preguntado sobre si la coalición Izquierda Unida podría ser un lugar en el que desarrollar sus ideas, dijo: "Con todos los respetos a todos los partidos, tanto en la vida como en la política, siempre me gusta ir hacia adelante".

La Ejecutiva federal del partido, en un grueso expediente entregado al interesado, señala fundamentalmente que se le suspendía de militancia "por las reiteradas declaraciones y la gravedad de las mismas en la medida en que afectan al conjunto de los militantes del partido, a sus órganos directivos y a sus cargos públicos".

En este expediente se afirma que el partido socialista "ha estado dotado desde su origen de una estructura absolutamente democrática, respondiendo a su propia ideología, así como a la voluntad de sus militantes, libremente expresada en los acuerdos democráticamente adoptados en todos sus congresos federales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de abril de 1990

Más información

  • La corriente Democracia Socialista analizará hoy la situación creada