Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el uruguayo Aguilera, acusado de pertenecer a una red de prostitución

El futbolista internacional uruguayo Carlos Aguilera, del Génova italiano, fue detenido en la noche del pasado jueves por la policía bajo la acusación de presunta implicación en una red de prostitución. La detención de Aguilera se produjo en su domicilio de Génova, pocas horas después de su regreso de Alemania, donde había contribuido con un gol al empate a tres tantos que logró su selección, rival de España en el Mundial, ante la de la RFA.Su arresto forma parte de una operación de la policía de Génova contra una organización compuesta en su gran mayoría por ciudadanos uruguayos y especializada en la prostitución.

En el curso de la operación, efectuada en la región de Liguria, a policía detuvo a una docena, de personas, todas originarias de Uruguay.

La actividad de la organización en la que presuntamente está implicado Aguilera sería la de introducir en Italia jóvenes mujeres suramericanas para luego dedicarlas a la prostitución.

La orden de captura fue cursada, al parecer, por el juez instructor Vincenzo Pupa, magistrado genovés que dirige las investigaciones, comenzadas hace varios meses.

"¡Qué feo problema!"

La noticia fue tratada ayer en primera plana por La Gazzetta dello Sport, el primer diario deportivo de Italia, que señala que la detención de Aguilera ha causado sorpresa y conmoción en el Génova y en los medios futbolísticos de la ciudad septentrional italiana. "Aguilera, ¡qué feo problema!", titula en páginas intenores el diario deportivo.El futbolista pasó la noche del jueves en la comisaría, donde estaba previsto que ayer fuese interrogado por el juez. Los abogados especulaban con la posibilidad de que el jugador fuese puesto en libertad, a la espera del informe del fiscal que decidirá si es procesado o no.

Carlos Aguilera Nova, de 25 años, El Pato, casado, con un hijo y a la espera de otro -su familia se encuentra en Uruguay precisamente porque su mujer dará a luz en mayo-, junto con sus compatriotas Perdomo y Rubén Paz son los refuerzos del Génova de esta temporada.

Aguilera es, sin duda, el ídolo de la afición genovesa. Su contrato es por tres años, con opción a ampliarlo por una temporada más. En la Liga ha marcado ocho goles y es una pieza fundamental del equipo, que el domingo, última jornada, necesita ganar en casa al colista Ascoli para salvarse del peligro del descenso.

En un supuesto diálogo entre el futbolista y la policía, reproducido por La Gazzetta, Aguilera decía: "Debo entrenarme. Es necesario que esté tranquilo, el domingo tengo un partido importante. Yo no me escapo. ¿No puede quedarse uno de vosotros conmigo?"

La selección uruguaya llegó ayer a Veneel a para comenzar su preparacion con vista al Mundial de Italia y la noticia del arresto de Aguilera ha causado una gran preocupación al entrenador Washington Tabarez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de abril de 1990