Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hubo menos muertos en la 'mili' en 1989, pero muchos más heridos

Un total de 177 jóvenes perdieron la vida mientras realizaban el servicio militar durante el año 1989; mientras que otros 3.330 resultaron heridos de diversa consideración, según se deduce de la respuesta remitida por el Ministerio de Defensa al diputado del Grupo Catalán Lluis Recoder.Los 177 fallecidos de 1989 suponen casi un 7% menos que los 189 muertos que hubo en 1988; pero, en cambio, los 3.330 heridos del año pasado representan casi un 95% más que los 1.724 del año anterior. Defensa asegura que "las causas de este incremento pudieran deberse no a un aumento real de accidentes, sino a un mayor seguimiento por parte de las unidades, en el sentido de contabilizar todo suceso, por pequeño que sea".

Las medidas adoptadas han logrado reducir de forma drástica el número de muertos en accidentes calificados de militares, que han pasado de 30 a 17 en los dos últimos años. Por el contrario, se ha producido un notable incremento de las víctimas mortales en accidentes ajenos al servicio, que han subido de 129 a 143 entre 1988 y 1989. El mayor porcentaje de estas muertes corresponde a accidentes de tráfico sufridos por los jóvenes fuera de las horas de servicio. La creciente regionalización de la mili no ha reducido estos siniestros, sino al contrario, pues los viajes de los soldados a sus domicilios se han hecho más cortos, pero más frecuentes. Aunque el mayor aumento en el número de heridos corresponde también a los accidentes ajenos al servicio, categoría que se ha duplicado con creces, pasando de 834 a 1.975, el incremento de las lesiones es generalizado en todo tipo de accidentes. Mención especial merece el problema de los suicidios. Defensa ha conseguido reducir de 24 a 17 el número de muertos por suicidio; en cambio ha aumentado de 30 a 50 la cifra de jóvenes que intentaron quitarse la vida sin lograrlo. Especialmente preocupante es el aumento experimentado por el capítulo de autolesiones, ya que éstas han pasado de 23 en 1988 a 265 en 1989.

Además de los 177 jóvenes que hacían la mili 50 militares profesionales fallecieron de forma violenta en 1989, según la respuesta remitida al senador de Izquierda Unida Roc Fuentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de marzo de 1990