Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La explosión de proyectiles hiere a 12 soldados en el polvorín militar de Melilla

La explosión de varios proyectiles, sobre las 19.20 de ayer, en el polvorín de Horcas Coloradas, en Melilla, provocó 12 heridos leves, todos soldados, y una considerable alarma entre los habitantes de la ciudad, ya que la detonación se dejó sentir en el centro urbano, situado a unos tres kilómetros de la zona, y afectó a ventanas y escaparates. Las agencias Europa Press y Efe cifraban en 1.500 los proyectiles que estallaron. Algunos melillenses se echaron a la calle, empujados por el pánico, lo que, sumado a la circulación de numerosas ambulancias, produjo retenciones de tráfico.Fuentes de Defensa indicaron anoche que la explosión se produjo cuando los empleados de una empresa civil, concesionaria de la recogida de la chatarra del polvorín, quemaban la pólvora de una partida de proyectiles. Los chatarreros, que se encontraban en la garita del cuerpo de guardia del polvorín, no sufrieron ningún daño, pero sí en cambio los soldados de guardia que les acompañaban. Doce de ellos, pertenecientes a la Agrupación Logística 24, resultaron alcanzados por cascotes y trozos de cristales rotos a consecuencia de la onda expansiva.

Los soldados heridos son: Martín Fernández, Florencio García, Javier Sanchiz, Alfonso Espín, Luis Gallardo, José García, José Pérez, Julio Escribano, José Prat, José Naranjo, Francisco Jurado y Pedro Díaz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 1990