GENTE

Andrew Cuomo y Kerry Kennedy

La unión de dos familias poderosas

El amor ha conseguido unir a las dos familias más poderosas del Partido Demócrata de Estados Unidos. Andrew, el hijo del gobernador demócrata de Nueva York, Mario Cuomo, y Kerry, la hija del fallecido senador Robert F. Kermedy, se casan. El anuncio se hizo público el pasado jueves, pero el enlacese materializó formalmente el miércoles, día de San Valentín, cuando Andrew regaló a su prometida un anillo de esmeraldas.Andrew ha explicado que la boda se celebrará la próxima primavera en MacLean (Virginia), cuando las azaleas florezcan y confirmen la frase de que "Virginia is for lovers" ("Virginia es para los enamorados").

El hijo de Mario Cuomo -considerado como la gran baza del Partido Demócrata norteamericano para romper la presencia ininterrumpida republicana en la Casa Blanca desde hace 10 años- es un hombre atractivo. Hace dos años, la revista Playg¡rl le incluyó en la lista de los 10 solteros más codiciados de Estados Unidos. En cuanto a Kerry, sólo hay que decir que retiene en su rostro los típicos rasgos irlandeses que caracterizan a casi todos los miembros de su familia.

Andrew Cuomo tiene 32 años y se dedica al desarrollo de hogares para familias homeless (sin hogar) desde la dirección de una empresa neoyorquina de carácter estrictamente benéfico denominada Help (Ayuda). Según France Presse, Andrew abandonó en 1988 su trabajo en un despacho de abogados, con un sueldo anual de 225.000 dólares, (unos 23 millones de pesetas), para dedicarse en pleno a Help. Kerry, de 30 años, trabaja como directora ejecutiva del Centro Robert Kennedy para los Derechos Humanos, con sede en Boston (Massachusetts), el reducto de la familia.

El anuncio del enlace ha servido como detonante para toda clase de comentarios y especulaciones de tipo político y económico, ya que ambas familias poseen una enorme tradición política, además de una gran fortuna. También ha sido muy comentada la combinación ítalo-irlandesa que forma la nueva pareja.

Los novios se conocieron hace año y medio en un party. Desde entonces, los viajes de fin de semana entre Nueva York y Boston en los puentes aéreos de Pan Am y en los trenes de la Amtrak han mantenido ocupados a los novios, que ya han decidido que después de la boda vivirán en un apartamento de Manhattan.

El hijo del gobernador es también un colaborador de la causa demócrata. Ayudó a su padre en sus dos triunfantes elecciones al cargo de gobernador del Estado de Nueva York y trabajó como asesor de su padre por un año con el simbólico salario de un dólar.

Kerry, la hija de Robert Kennedy, asesinado en Los Ángeles en 1968, es la sobrina del actual senador Edward Kennedy y del fallecido presidente John F. Kennedy. Su hermano Joseph es congresista demócrata por el distrito de Boston. Mario Cuomo ha declarado que está "muy, muy, muy contento" con este enlace y sobre todo porque la boda pone punto final a la soltería de su hijo, algo que no sólo tenía preocupado al gobernador, sino a la abuela de Andrew, una anciana de 88 años que cuando conoció la noticia exclamó en un cerrado italiano: "Finalmente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 18 de febrero de 1990.