Reportaje:

Los talleres de automóviles amenazan con cobrar las reparaciones al cliente y no a las aseguradoras

Las diferencias de criterio entre los talleres de reparación de automóviles y las compañías de seguros respecto a la valoración del precio de la mano de obra están provocando un creciente enfrentamiento y malestar entre ambas partes. En varios puntos de España, los talleres han empezado a agruparse en un intento por hacer prevalecer sus particulares puntos de vista. En caso de que las aseguradoras no acepten las tarifas que reclaman los talleres, éstos han amenazado con cobrar directamente a los clientes el coste de las reparaciones. Las compañías de seguros, por su parte, consideran que estas agrupaciones contravienen la legislación sobre defensa de la competencia.

El pasado 15 de enero, los denominados talleres independientes de Pamplona acordaban en asamblea general extraordinaria comunicar su decisión de empezar a cobrar directamente a los clientes -y no a sus respectivas compañías de seguros- el importe de las reparaciones de automóviles que realizaran a partir de ese momento."Las razones que nos impulsan a tomar esta medida", se argumentaba, "son la necesidad de mantener un precio/hora digno para poder prestar las garantías de calidad de nuestras reparaciones y la no admisibilidad de que algunas compañías aseguradoras, arbitrariamente, nos impongan un precio que sin duda repercutía en esa calidad".

Tras agradecer a la sociedad Mapfre y a Seguros Gan "su aceptación de los precios/hora taller que resulten, sin pretensiones unilaterales", los representantes de los talleres independientes de Pamplona excusaban al mismo tiempo su actitud "por las anómalas actuaciones de algunas entidades aseguradoras que parecen ignorar el derecho del usuario a escoger libremente el taller en que se repare su automóvil y la libertad de precios del mercado".

Unos meses antes, concretamente en octubre del pasado año, la Asociación de Concesionarios de Automóviles Intermarcas de Madrid (ACIMA) había salido al paso mediante la elaboración de un Documento base para la negociación con las aseguradoras.

En dicho documento se destaca entre sus objetivos generales "lograr y sistematizar, de una forma común para todos los concesionarios asociados, el acuerdo adecuado de relación técnica y comercial con las aseguradoras", además de fijar las bases para el establecimiento del sistema de incrementos económicos para los distintos servicios que los talleres de reparación presten a las aseguradoras, y "garantizar las formas de pago, en lo que se refiere al tiempo y demás trámites burocráticos".

Lo que ha causado especial malestar entre las aseguradoras son algunas de las consideraciones que se contienen en la página 12 del mencionado documento base, y en concreto las referentes a la actitud que deben seguir los talleres de automóviles respecto de las compañías de seguros que no se adhieran a sus reglas.

Actuación rígida

"Para aquellas aseguradoras que no suscriban el acuerdo a que se llegue", se indica en el documento base, "será necesaria una actuación rígida por parte de los concesionarios", añadiendo que "el cliente deberá sentirse incómodo con su aseguradora, de forma que decida cambiar a una adherida al convenio, al vencimiento de la póliza".Cuando un perito de una compañía de seguros que no este adherida al convenio solicite la estampación del sello del concesionario asociado en el peritaje, el documento de ACIMA recomienda hacer constar: "Sólo confirmamos visita. No aceptamos el peritaje".

"Esta actitud no puede ser calificada más que como un chantaje", manifestó un alto directivo de una compañía de seguros, quien consideró que algunos de los planteamientos que se estan defendiendo en la actualidad pueden rozar la ilegalidad, al vulnerar la ley de 17 de julio de 1989 sobre defensa de la competencia.

Este mismo directivo señaló que "es como si los propietarios de los restaurantes se agruparan para determinar corporativamente el precio que van a cobrar por sus servicios, sin tener en cuenta las reglas del mercado y de la libre competencia", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 18 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50