La CECA triplicó sus beneficios en 1989 al alcanzar 3.080 millones

La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) ya cuenta al menos con seis proyectos alternativos para instalar un nuevo modelo de financiación por parte de las cajas de ahorros, según ha reconocido Germán Pérez Ollauri, director general de la entidad. Éste pretende abordar el espinoso tema en sucesivas reuniones del consejo, una vez que los consejeros han dado luz verde al nuevo modelo de organización y organigrama que propuso el actual director general. El nuevo modelo, basado en el informe Mc Group, potencia el papel de la CECA como prestadora de servicios financieros a las 77 cajas de ahorros confederadas. La CECA cerró el pasado ejercicio con unos beneficios brutos de 3.008 millones de pesetas, lo que supone triplicar los resultados del anterior año.

La financiación de las diferentes cajas de ahorros a la Confederación ha sido motivo de tiranteces en los últimos meses. El informe Mc Group, encargado por la actual dirección para reforzar sus tesis de convertir a la CECA en brazo financiero nacional e internacional, venía a plantear nuevas aportaciones de recursos a las entidad.

Duplicar recursos

Las cajas grandes y algunas medianas no estaban dispuestas a incrementar su aportación porque habían emprendido por su cuenta inversiones para abordar los servicios que ahora pretende ofrecer la CECA.Pérez Ollauri, una vez que ha conseguido tras varios consejos luz verde para su proyecto aunque un tanto recortado, confiesa que no es ningún problema establecer otro plan de financiación y asegura que los equipos técnicos de la Confederación han diseñado varios proyectos para estudiarlos detenidamente con las cajas. El director general tiene previsto abordar el tema de la financiación en próximos consejos.

Los beneficios de la CECA irán en primer lugar a pagar impuestos, a continuación a abonar el dividendo de las cuotas asociativas de las 77 entidades que la financian. En esta ocasión se pagará un dividendo del 12%. Y de la cantidad que quede, el 70% se destina a reservas y el 30% a la obra social.

Los beneficios obtenidos durante el pasado año por la CECA son explicados por el director general en base a una gestión más activa de los fondos y a las plusvalías resultantes de la fusión de Gesmosa y Gesinca en una nueva entidad que trabajará definitivamente con el nombre comercial de Ahorros Corporación y que acaba de estrenar anagrama.

El resultado del año ha permitido dotar totalmente el fondo de pensiones externo por el que se optó el pasado mes de agosto por disfrutar de mejor tratamiento fiscal.

La CECA, que actualmente avanza en la implantación del organigrama sugerido por Mc Group, retomará con fuerza su expansión internacional desde Londres, para cuya oficina se busca un director de renombre que pilote el impulso que se quiere dar a esta plaza financiera para que sea útil a las cajas.

Este organigrama cuenta con cuatro grandes áreas: Asociativa, Operaciones financieras, Técnica e informática y Secretaría General, Personal y Asesoría Jurídica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS