Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Havel, nuevo presidente de Checoslovaquia

El principal dirigente de la oposición checoslovaca, el dramaturgo Vaclav Havel, de 53 años, se convirtió ayer en el nuevo presidente del país al ser elegido por unanimidad por los diputados de la Asamblea Federal, en su gran mayoría integrada aún por miembros del partido comunista. Havel, que fue perseguido y encarcelado por el antiguo régimen, ha logrado un consenso nacional muy amplio para ser jefe del Estado de Checoslovaquia hasta la celebración de elecciones libres en 1990.El dramaturgo checoslovaco se convierte en el primer presidente no comunista de ese país del Pacto de Varsovia desde hace cuatro décadas, y su nombramiento culmina la primera fase de un proceso de reformas democráticas. Havel reunió los apoyos de comunistas, del Nuevo Foro, de la Iglesia y de los estudiantes.

Ante la Asamblea Federal, Havel juró por su conciencia y honor "fidelidad a la República Socialista de Checoslovaquia", aunque del texto quedó excluida la promesa de "fidelidad a la causa del socialismo", que fue eliminada de la Constitución el jueves. Desde el primer ministro, el comunista Marian Calfa, hasta el máximo representante de la Iglesia católica en Checoslovaquia, cardenal Francisek Tomasek, los líderes del país han elogiado la elección de Havel. "Sólo un hombre con ese crédito moral es capaz de garantizar la soberanía nacional en momentos tan agitados", dijo Calfa al proponer a Havel. El cardenal Tomasek señaló: "Estamos aquí para dar gracias a Dios por la gran esperanza que se ha abierto estos días".

La ceremonia de ayer se realizó un día después de que Alexander Dubcek, secretario del partido comunista durante la primavera de Praga, en 1968, fuera elegido a su vez presidente del Parlamento checoslovaco con el voto unánime de las dos Cámaras, después de 21 años de persecuciones y aislamientos. El socialismo de rostro humano inventado por Dubcek fue entonces reprimido por tropas del Pacto de Varsovia que invadieron el país.

Página 4

Editorial en la página 12

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de diciembre de 1989

Más información

  • El dramaturgo perseguido se convierte en jefe del Estado