Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renfe requiere notarialmente al Semaf para que aclare las razones de la huelga

Renfe ha enviado un requerimiento notarial a los miembros del comité de huelga del sindicato de maquinistas, Semaf, para que aclare los motivos por los que han convocado una huelga para los próximos 1, 2 y 7 de enero y para que se sienten a negociar antes de que ésta se lleve a cabo. La compañía ferroviaria quiere que un notario levante acta del contenido de las reuniones y así se muestre la voluntad negociadora de las partes.

En el documento enviado por Renfe se convoca al Semaf para que acceda a negociar de manera inmediata las reivindicaciones de los nuevos paros. Esta reunión debería realizarse antes del próximo 1 de enero, primera jornada de huelga, ya que el objetivo inmediato de la empresa es conseguir la desconvocatoria de las próximas movilizaciones. En el mismo documento se dice explícitamente que su único objetivo es "la inmediata resolución del conflicto planteado".Renfe ha recurrido a este método legal porque denuncia que el Semaf se ha negado a acudir a negociar desde el pasado 19 de diciembre. Fuentes de la empresa declaran que los maquinistas no han acudido a la cita al menos en dos ocasiones, mientras que el sindicato asegura que ayer recibió la primera citación de la empresa, aunque no especifica que ésta era por escrito y si antes fueron invitados verbalmente a negociar. El Semaf ha confirmado que mañana asistirá a la reunión del comité paritario de conducción.

Si el 19 de diciembre no se llegó a un acuerdo fue porque el sindicato exigió que la empresa desembolsara 2.000 millones de pesetas fuera de convenio para los maquinistas y Renfe se negó a ello.

Huelga desproporcionada

El requerimiento exige también que el Semaf "acuda a dicha reunión con un elenco claro y preciso de aquellas cuestiones que, a su juicio, sean, precisas de solventar y con la documentación que evidencie o respalde las posturas que formulen". La compañía ferroviaria denuncia que las reivindicaciones con las que los maquinistas acudieron a la primera reunión y las que están reflejadas en las convocatorias de huelga son distintas.Por esta razón exigen que la próxima reunión se realice ante un notario que levante acta de lo que en ella se exponga. Según la compañía, el sindicato de maquinistas tiene obligación de presentar por escrito cada uno de los puntos y aclarar sus aseveraciones contra Renfe, ya que hasta el momento la empresa "no sabe a qué atenerse".

El documento termina con una advertencia en la que Renfe recuerda que si no le hacen casa utilizará "todos los medios legales a su alcance para evidenciar la ilicitud o el abuso que los requeridos puedan estar haciendo del derecho a la huelga".

La dirección ferroviaria asegura que los daños de las últimas jornadas de huelga han sido desproporcionados con relación al fin que persigue la citada convocatoria, aunque estos daños aún no han sido valorados económicamente. De tal modo, la compañía se está planteando presentar una demanda por daños y perjuicios ante una huelga que consideran "abusiva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de diciembre de 1989

Más información

  • La empresa quiere negociar con la central esta semana