Malestar en varios clubes por la retransmisión, el día 30, del Barça-Sevilla

La retransmisión por las televisiones autonómicas del partido Barcelona- Sevilla (20.00 horas), correspondiente a la 17 jornada del campeonato de Liga de Primera División que se disputará el próximo sábado 30 de diciembre, ha causado malestar en algunos clubes. Los encuentros de esta jornada han sido adelantados en su totalidad al sábado, para que los jugadores puedan disfrutar de las fiestas de Fin de Año y Año Nuevo, y así el partido televisado también se jugará el día 30, a diferencia de otras jornadas en que se adelantaba un día a los restantes partidos.Ayer, un portavoz de la Liga Profesional anunció que pueden producirse cambios en los horarios de los encuentros para evitar coincidir con el partido del Barcelona. De momento, el Logroñés-Atlético de Madrid se ha adelantado a la noche del viernes 29, y es probable que los otros partidos de Primera y Segunda división se jueguen a primera hora de la tarde del sábado.

El hecho de que el Barça-Sevilla sea televisado perjudica claramente a los equipos que disputen sus partidos en su terreno de juego, que verán reducidos con toda seguridad sus ingresos económicos. Especialmente en Segunda División. En el caso del Palamós, que recibe al Rácing de Santander, por ejemplo, Emilio Caballero, su presidente, negó ayer a este diario la posibilidad de presentar una querella contra la Liga de Fútbol Protesional. "La única decisión que hemos tomado", afirmó, "es adelantar el horario a las 16.15 horas en lugar de las 20.00 para evitar mayores pérdidas económicas".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS