Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Los duques de Kent,

familiares de la reina Isabel de Inglaterra, han presentado denuncia a la policía contra la residencia de la reina madre y la princesa Alexandra por los "ruidos molestos" que producen los invitados que acuden a las fiestas que ellas organizan. Los duques ocupan apartamentos del palacio de St. James, cedidos gratuitamente por la soberana, frente a Clarence House, residencia de la reina madre. "Ellos no dan ninguna fiesta y les molesta, y protestan contra los que sí las dan", argumentó un vecino de la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de diciembre de 1989