Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el alcalde de León por los conflictos entre el PP y los independientes

El alcalde de León, Luis Diego Polo, presento ayer su dimisión por enfrentamientos entre el PP local, partido en el que milita, y el grupo de concejales independientes vinculado al ex alcalde Juan Morano, a la vez número uno de las listas del PP al Congreso de los Diputados en las pasadas elecciones.

La dimisión de Diego Polo se produjo a las pocas horas de que todas las familias del PP leonés llegaran a un acuerdo, durante la noche del viernes, para mantenerlo en la alcaldía, en una reunión presidida por el secretario general del partido, Francisco Alvarez Cascos, que actuaba como enviado "personal" del propio José María Aznar.La renuncia del alcalde leonés abre una nueva guerra por el control del partido en la provincia, con los partidarios de Aznar y del vicepresidente de la Junta autonómica, Miguel Pérez Villar, por un lado, y los seguidores del ex alcalde Morano, por otro. Éstos últimos dividen su militancia entre el PP y grupos minoritarios leonesistas, que siguen modelos similares a los nacionalismos cántabros o aragoneses.

En medios políticos se da por seguro que, tras la dimisión, acelerá de nuevo a la alcaldía el propio Juan Morano, considerado también como el principal objetivo que batir por el PSOE y el CDS, después de que en los pasados comicios consiguiera elevar el techo electoral del PP en cerca de 40.000 votos respecto a la convocatoria de las europeas.

Precisamente ayer, el PSOE iba a, presentar una moción de censura contra Luis Diego Polo, argumentando supuestas irregularidades en materia de urbanismo durante su mandato. En realidad se trataba de una operación encaminada a apuntalarlo en la alcaldía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de noviembre de 1989

Más información

  • Nueva guerra por el control del partido