Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TERRORISMO CONTRA H. B.

HB pide una respuesta "contundente pero serena"

Herri Batasuna (HB) pidió ayer una respuesta popular "contundente pero serena" al asesinato en Madrid de su diputado Josu Muguruza. La mayor parte de las manifestaciones celebradas durante el día de ayer en el País Vasco, terminaron sin incidentes, pero, en Guipúzcoa, grupos de jóvenes desencadenaron por la mañana la violencia callejera. El cadáver de Josu Muguruza será incinerado esta tarde, después de recibir un homenaje popular en el Arenal de Bilbao. Organizaciones nacionalistas radicales han convocado una huelga general en protesta por el atentado.

El cadáver de Muguruza, cuya llegada a Bilbao está prevista para la madrugada o primera hora de la mañana de hoy, será trasladado a un salón del Ayuntamiento bilbaino. Allí se instalará la capilla ardiente, abierta al público hasta media tarde de hoy. Miembros de la Mesa Nacional de Herri Batasuna y cargos públicos de la coalición independentista velarán los restos mortales del parlamentario asesinado durante la madrugada.El cuerpo será incinerado, por deseo de los familiares, tras un homenaje que se pretende multitudinario en el parque del Arenal, en el centro de Bilbao. Las cenizas serán esparcidas después, en un acto íntimo, en algún monte del País, Vasco.

Herri Batasuna, la Coordinadora Abertzale Socialista (KAS) y el sindicato LAB han convocado para hoy una huelga general en el País Vasco como muestra de repulsa por el atentado y de homenaje a sus víctimas. Las organizaciones abertzales radicales han desplegado una intensa propaganda para pedir adhesión a la huelga mediante octavillas y carteles. En estos últimos, junto a dos fotos de Muguruza e Iñaki Esnaola, se califica el atentado de "crimen de Estado" y se llama a participar en el paro "contra el Estado asesino".

La jornada de lucha convocada ayer por las mismas organizaciones se realizó en un tono contenido. A excepción de Guipúzcoa, las manifestaciones concentraron en cada caso a algunos centenares de personas y se disolvieron con escasos incidentes, aunque en el centro de Bilbao y en varias localidades vizcaínas fueron colocadas barricadas. El dirigente de HB Tasio Erkizia explicó que la coalición desea "una respuesta contundente, pero serena" y sin caer en enfrentamientos ni provocaciones.

En Guipúzuoa, no obstante, se produjeron actos vandálicos desde el mediodía. Grupos de muchachos muy jóvenes provocaron destrozos en sucursales bancarias y comercios. En una sucursal del Banco Hispano Americano de la Parte Vieja causaron el pánico al arrojar una botella de líquído inflamable en el vestíbulo del local. Luego, atacaron con barras de hierro las ventanas por donde algunas personas trataban de huir del fuego y el humo.

Otras dos oficinas bancarias también fueron incendiadas de la misma forma y unas 19 personas en total, entre ellas un bombero, tuvieron que ser atendidas por los servicios sanitarios al resultar afectadas por el humo.

Destrozos en la casa del pueblo

Poco antes, precedidos por una pancarta de Jarrai (las juventudes de KAS) un centenar y medio de jóvenes había recorrido la parte céntrica de la ciudad bloqueando las calles con autobuses y turismos, cruzados. Los transportes públicos dejaron de funcionar en muchas áreas de la ciudad.

Algunos grupos combinaban los destrozos con pintadas como Josu, herriak ez du barkatuko ("Josu, el Pueblo no perdonará") y "PSOE, asesino". A las 13 horas, una decena de individuos con barras de hierro destrozaron las cristales de la Casa del Pueblo de la calle de Prim y rompieron a pedradas el símbolo del puño y la rosa de la fachada.

El lanzamiento de botellas incendiarias contra entidades bancarias y estaciones de Renfe se produjo igualmente en Oñati, Zizurkil y Billabona, donde los daños en los sistemas de seguridad de la estación, obligaron a suspender el tráfico ferroviario. El tren de vía estrecha conocido como "El Topo", que enlaza la frontera de Irún con San Sebastián, quedó paralizado por las barricadas. La carretera nacional número 1 estuvo cerrada a lo largo del día en Rentería por la colocación de coches cruzados.

A partir de las ocho de la tarde estaban convocadas en todas las cabeceras de comarca manifestaciones de protesta. A la misma hora se iban a realizar las concentraciones silenciosas convocadas por organizaciones pacifistas como Gesto por la Paz y la Asociación por la Paz de Euskal-Herria cada vez que se produce un atentado terrorista. En Bilbao, ambas convocatorias coincidían tanto en la hora como en el lugar de celebración, el parque del Arenal y concluyeron con incidentes provocados por simpatizantes de HB.

Pancarta arrancada

En la plaza de Guipúzcoa de San Sebastián se concentraron a esa misma hora miembros de la Asociación por la Paz de Euskal Herria que se manifestaban inmóviles y en silencio por el asesinato de Muguruza. Grupos de manifestantes de HB agredieron a los concentrados y rompieron la pancarta "¡Dilo con tu silencio!", que portaban los pacifistas, tras arrojar al suelo a aquellos que trataban de resistirse.

Logrado su objetivo, los agresores insultaron repetidamente al centenar de miembros de la Asociación por la Paz, que se mantuvieron inmóviles en su lugar sin hacer caso a las provocaciones, con amenazas como: "Hay que limpiaros el forro a todos" e insultos como "asesinos", "putas", "hijos de puta" y "vosotros sois los terroristas". Antes, algunos de los agresores expusieron, sin pudor, su teoría de que la Asociación por la Paz y el resto de las organizaciones pacifistas vascas son "la prolongación del Ministerio del Interior", un montaje del que formarían parte los periodistas, que, "evidentemente, cobran de los fondos de reptiles" del mismo ministerio.

Los manifestantes ordenaron a los pacifistas que limitaran sus protestas a las muertes de "la policía y los guardias civiles" y gritaron: "No queremos vuestra paz". Tras estos incidentes, cerca de mil personas se manifestaron por las calles de San Sebastián secundando una convocatoria de HB. A última hora de la tarde volvieron a producirse enfrentamientos entre grupos de jóvenes y efectivos policiales.

En Vitoria, los vecinos de un inmueble tuvieron que ser desalojados a causa de las llamas y el humo ocasionados por un incendio en una sucursal bancaria contra la que varios jóvenes arrojaron un cóctel molotov, informa Efe. También en el centro de Pamplona se produjeron enfrentamientos tras una manifestación de protesta convocada por HB a la que asistieron unas 2.000 personas, según informa la agencia Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de noviembre de 1989

Más información

  • Grupos de jóvenes desencadenan en Guipúzcoa la violencia callejera