Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

El corto adios

Las firmas de inversión coinciden en la percepción de una retirada clara y masiva del dinero extranjero. La presión de algún banco central sobre las divisas latinas -franco, lira y peseta- concluye, a juicio de la mayoría de analistas europeos, en una posible devaluación de esta última. Por supuesto, la inversión extranjera cuenta con que la garganta del Sistema Monetario Europeo permite un escaso margen de variación a las monedas, pero, aun así, espera una modificación de la paridad para volver a invertir en las bolsas españolas. Barcelona, una plaza más de bolsistas que de grandes instituciones, acusa especialmente la salida momentánea de los fondos de inversión extranjeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 1989