Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE mantiene la mayoría absoluta al adjudicarse el quinto escaño de Murcia por dos votos

A Izquierda Unida le han faltado sólo dos votos para obtener un escaño en la provincia de Murcia, que hubiera hecho perder al PSOE la mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados, según los resultados oficiales hechos públicos ayer por la Junta Electoral de esa circunscripción. Esta situación es, en cualquier caso, provisional, a la espera de¡ fallo judicial sobre las reclamaciones que va a presentar IU. El reparto provisional de los escaños es de cinco piara el PSOE, tres para el PP y uno para el CDS. Siguiendo la tónica de la noche electoral, también ayer el noveno escaño de Murcia estuvo bailando durante toda la tarde.

La Junta Electoral Provincial de Murcia finalizó ayer por la tarde el escrutinio general de las 1.087 actas electorales de la región, después de tres, sesiones maratonianas en las que se revisaron minuciosamente todas y cada una de las actas, informa . Los representantes de IU, CDS y PP no firmaron el acta de los resultados.Ele las 130 actas separadas del escrutinio general por haberse detectado en ellas errores de cálculo o ser motivo de controversia entre socialistas e Izquierda Unida, la Junta Provincial decidió no contabilizar 15, en las que comprobó la existencia de más votos que votantes. El PSOE ha obtenido finalmente 252.061 votos para el Congreso. Según el sistema de aplicación de la Ley d'Hondt, al quinto diputado socialista le corresponden 50.412 sufragios, mientras que IU obtenía 50.411. Sólo con dos votos más la coalición de izquierda hubiera impedido la mayoría absoluta del PSOE en el Congreso.

El PSOE se ha adjudicado el escaño por la falta de dos votos en la candidatura al Congreso por Murcia de Izquierda Unida (50.41 l). Con un sólo voto más (50.412) IU hubiera igualado su número de sufragios con el producto de dividir por cinco el total de les obtenidos por los socialistas -ver cuadro- en aplicación de la Ley d'Hondt. Pero las décimas de esta división (252.061/ 5=50.412,2), hubieran favorecido al PSOE, ya que Izquierda Unicla al tener que dividir por uno sus votos obtenidos no tiene décimas.

Pedro Antonio Ríos, el que hubiera podido ser diputado de IU, manifestó ayer, cuando creía haber obtenido su acta, que la Junta Electoral Provincial había realizado "un trabajo serio y muy riguroso". Añadió que, si bien la nueva situación no afecta al Gobierno, sí tendrá influencia "en la ordenación de los poderes, como los órganos de gobierno del Parlamento, el de RTVE y otros" y que el PSOE habrá de actuar con la vista puesta en la sociedad.

José Luis Martínez, coordinador de Izquierda Unida en la región de Murcia, expresaba a la misma hora su satisfacción por el resultado del escrutinio, que ratificaba, en su opinión, "las afirmaciones que veníamos realizando desde la noche electoral desde el convencimiento de que el escaño era nuestro". Tras el recuento final, Martínez mantuvo que IU había ganado por dos votos el quinto escaño de PSOE.

El portavoz de la campaña electoral del PSOE en la región de Murcia, Juan Manuel Cañizarez, señaló que "quien crea que ha habido pucherazo que lo demuestre". Tras los gritos de pucherazo con los que abandonaron la sala militantes de IU que habían asistido a la lectura de los resultados, Cañizares señaló: "Hay que saber encajar las victorias y las derrotas democráticamente".

El secretario general del PSIDE en Murcia, Carlos Collado, declinó hacer manifestaciones a lo largo de la tarde, cuando el escaño parecía inclinarse del lado de Izquierda Unida. En ese momento fuentes socialistas expresaban su convencimiento de que había habido irregularidades en el procedimiento seguido por la Junta Electoral para proceder al escrutinio.

La Junta Electoral Central advirtió ayer a la Junta Provincial de Murcia que debía atenerse a lo dispuesto en los artículos 105.4 y 106 de la ley electoral. Según estos artículos, la Junta Provincial no puede dejar de contabilizar más que las actas dobles que presenten contradicciones entre sí y aquellas otras en las que el número de papeletas emitidas sea superior al de electores.

Por otra parte, el Partido Popular ha solicitado oficialmente la repetición de las elecciones generales en Melilla, en un recurso presentado la noche del domingo ante la Junta Electoral Provincial. El presidente provincial del PP, Jorge Hernández Mollar, afirmó que su partido está dispuesto a llegar hasta el Tribunal Constitucional para que las elecciones se repitan, informa Avelino Gutiérrez. Según Mollar, que no ha conseguido la designación como diputado al ser superado por el socialista Julio Bassets Rullant, hay varias circunstancias que obligan a repetir las elecciones. Por otra parte, el segundo escaño del Senado se adjudicó al socialista Juan José Suárez, que consiguió 7.325 votos, 15 más que el candidato popular Carlos Benet.

Guerra sugiere que no volverá a coordinar la campaña del PSOE en las legislativas

El vicesecretario general del PSOE, Alfonso Guerra, afirmó el pasado jueves, en el curso de una cena con varias decenas de dirigentes y militantes socialistas integrantes del comité electoral del partido, que probablemente la pasada fue la última campaña en la que ejerce de coordinador general. El comentario, realizado tras los postres y en un ambiente distendido, dejó desconcertados a la mayoría de sus compañeros. Colaboradores suyos precisaron posteriormente que esa palabras en modo alguno pueden ser interpretadas como la expresión de una renuncia a continuar corno vicepresidente de Gobierno.Alfonso Guerra acudió el pasado día 2 a una cena con los integrantes del comité electoral nacional del PSOE, a la que asistieron cerca de un centenar de personas. Altos cargos del Gobierno, asesores presidenciales, dirigentes del partido y operarios de la infraestructura de la campaña socialista se reunieron en un hotel de Madrid para celebrar el resultado de las elecciones: y compartir unas horas de distensión. A los postres, y ante el requerimiento de los asistentes, Alfonso Guerra accedió a hablar en público.

El vicesecretario general dejó asombrados a sus compañeros cuando hizo una reflexión de carácter personal. "La mayoría de los que estáis aquí habéis participado ya en anteriores campañas y seguramente lo seguiréis haciendo en las próximas. Pero en el lugar de los que hemos coordinado quizá estén otras personas, a lo mejor alguno que yo me sé", vino a decir, entre desconcertante y misterioso, según la versión de uno de los asistentes.

Dirigentes socialistas que escucharon sorprendidos la sugerencia de Guerra han indicado a este diario que "esos comentarios quizá no merecerían más atención si no fuera porque Felipe González había dicho, en público y en privado, que quizá ésta haya sido su última campaña como candidato a la presidencia del Gobierno. Probablemente lo que Alfonso quiso decir es que si Felipe no vuelve a presentarse él tampoco".

La ejecutiva federal del PSOE designará la semana próxima, en el curso de una reunión que se celebrará el lunes o el miércoles, sus candidatos a las presidencias del Congreso de los diputados y del Senado.

Félix Pons, presidente de la Cámara baja en la pasada legislatura, continuará casi con toda seguridad en este mismo cargo -si el PSOE conserva la mayoría absoluta-, mientras que "no está claro" quién será designado para sustituir a José Federico de Carvajal en la presidencia de la Cámara Alta. Para este puesto, la ejecutiva socialista baraja los nombres de Juan José Laborda, Amparo Rubiales y Joan Raventós. Eduardo Martín Toval continuará en todo caso como presidente y portavoz del Grupo Socialista en el Congreso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de noviembre de 1989

Más información