Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA ELECTORAL

Mayoría absoluta para el PSOE y gran crecimiento de IU

Esquerra Republicana de Catalunya y el Partido Andalucista regresan al Congreso, según sondeo de Demoscopia

Izquierda Unida puede alcanzar entre 16 y 118 escaños en el Congreso en las próximas elecciones del día 29 si se mantienen las expectativas de intención de voto que existían a finales de septiembre, según un sondeo de opinión encargado por EL PAÍS y realizado por el Instituto Demoscopia. El PSOE, según la encuesta, el podría volver a obtener mayoría absoluta. El Partido Popular y el CDS registran, según el sondeo, una caída con respecto a los resultados de 1986. José María Aznar aparece valorado como segundo dirigente nacional después de Felipe González. El Partido Andalucista y Esquerra Republicana de Catalunya regresan al Congreso. Convergencia i Unió pierde un escaño.

La principal conclusión que la encuesta permite anticipar sobre el resultado probable de las elecciones legislativas antes de iniciarse la campaña electoral revela una estabilidad básica en los apoyos político-electorales de los españoles con respecto a 1986.El PSOE revalidaría la mayoría absoluta que ya obtuvo en 1982 (202 escaños) y en 1986 (184 escaños). La magnitud de esta tercera. mayoría se aproximaría más a la de 1986 que a la de 1982, puesto que podría moverse entre 178 y 187 escaños.

El marcado ascenso de Izquierda Unida (que podría doblar su fuerza parlamentaria), la reaparición en el Congreso de los Diputados del Partido Andalucista y de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y un cierto deterioro del Partido Popular (PP) y del Centro Democrático y, Social (CDS) son los rasgos de novedad que las urnas podrían aportar el día 29 de octubre.

A partir de la distribución de las intenciones de voto para el Congreso, se puede hacer una proyección de los escaños del Senado. Éste tiene además otros miembros que, al representar a las comunidades autónomas, no son elegidos en estos comicios 208 de los 248 senadores que componen ]a Cámara serán elegidos el próximo 29 de octubre, y, según esta proyección, el PSOE, con un número de entre 128 y 133 senadores, podría incluso re forzar la holgada mayoría (124 senadores) de que ya disfrutó como consecuencia de las elecciones de 1986.

Un cierto descenso del Partido Popular en esta Cámara sería el reverso del aumento de la re presentación del PSOE y se mantendrían los partidos menores en situación muy similar a la de la pasada elección.

La práctica totalidad del electorado cree que el 29 de octubre va a ganar el PSOE. Un porcentaje equivalente al de electores que piensan acudir a votar (67%) opina que los socialistas van a ganar estas elecciones. Sólo un 5% cree que las ganará el Partido Popular, y un 1%, que las ganará el CDS.

Para uno de cada dos españoles, las elecciones legislativas del 29 de octubre son muy o bastante importantes. Asimismo, uno de cada dos considera que estas elecciones tienen más importancia que las pasadas elecciones al Parlamento Europeo.

Más de la mitad de los votantes españoles muestra un claro interés en la celebración de debates directos en televisión entre el presidente del Gobierno Felipe González y los líderes de las principales formaciones de ámbito estatal.

Un hipotético debate entre Felipe González y José María Aznar interesaría al 59% del conjunto del electorado (porcentaje que sube al 79% entre los, votantes de AP-PP, al 73% entre los del CDS e incluso al 64%. entre los del PSOE). El debate Felipc González-Adolfo Suárez intere saría al 54%. del conjunto de la ciudadanía (a un 79%. entre los votantes del CDS), y el debate Felipe González-Julio Anguita atraería el interés de un 52% (78% entre los votantes de IU).

Los flujos de cambio de voto entre las elecciones legislativas de 1986 y las próximas del día 29 se pueden resumir en los siguientes términos: en primer lugar, la mayor fidelidad de voto se da entre los votantes de Izquierda Unida, el Partido Popular y el PSOE, por este orden. Más del 70% de sus antiguos votantes de 1986 piensan volver a votarlos.

En segundo lugar, los mayores trasvases se producen a partir del CDS y en beneficio tanto del PSOE como del Partido Popular. En tercer lugar, hay un significativo trasvase de votos del PSOE en beneficio de Izquierda Unida (4%).

Por último, los nuevos votantes parece que -como es habitual entre los más jóvenes- se abstendrán en torno al 50%. Sin embargo, los que votan siguen una pauta de distribución relativa de sus preferencias de acuerdocon la jerarquía general que los distintos partidos tienen en el conjunto del electorado: primero, PSOE; luego, Partido Popular, y siguen los demás.

Todavía existe un sector considerable de electores que duda entre qué partidos votar. Según la encuesta, el 50% de los votantes estaría ya decidido. Entre los restantes, hasta el 68% que previsiblemente votarán, las mayores bolsas de dudosos se encuentran entre el PSOE e Izquierda Unida, así como entre el PSOE y el CDS (alrededor de un 8% en cada caso).

En menor medida, pero significativamente, estarían los dudosos entre el PSOE y el PP, que supoenen el 4%, y entre el PP y el CDS (5%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de octubre de 1989