Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Neumáticos peligrosos

Hace unos días circulaba con mi familia por la autopista A-7, a la altura de I'Hospitalet de I'Infant, y me adelantó un Renault 18 que a los pocos segundos empezó a hacer unas extrañas piruetas, hasta que quedó atravesado en el carril derecho de la autopista. Nos detuvimos para prestar ayuda y vi que había reventado un neumático trasero por habérsele despegado la banda de rodamiento. Miré la marca del neumático y vi que era Kléber. Entonces recordé que, hace unos cinco o seis años, una revista de consumidores francesa había analizado diferentes marcas de neumáticos, comprobando que a los de la marca Kléber se les despegaba la banda de rodamiento al circular a altas velocidades. Esto provocó un gran revuelo en Francia. Los citados neumáticos dejaron de venderse; y me parece, no estoy seguro, que la fábrica Kléber tuvo que cerrar sus puertas.Hace unos años, a un conocido mío le vendieron neumáticos de esta marca en Andorra. El propietario del Renault 18 accidentado me dijo que se los había vendido un importante garaje de Valencia, y que el año pasado ya le había reventado otro de los cuatro que había montado.

Desde aquí hago una llamada a las autoridades, para que comprueben si se están introduciendo en España los neumáticos que no pudieron ser vendidos en Francia y prohíban su entrada, y a los automovilistas, para que comprueben si la marca de sus neumáticos es Kléber, extremando la precaución si así es.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de septiembre de 1989