Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comisiones Obreras solicita una auditoría sobre las inversiones de la ONCE

Comisiones Obreras ha solicitado a la Administración que realice una auditoría sobre las inversiones realizadas por la Organización Nacional de Ciegos (ONCE) en 1988 y a lo largo de este año. El secretario de información de CC OO, Ángel Campos, aseguró ayer en conferencia de prensa que su sindicato ha dirigido esta solicitud a la ministra de Asuntos Sociales, Matilde Fernández, ya que es la presidenta del Consejo Tutelar de la ONCE, integrado también por los ministerios de Trabajo, Economía y Hacienda, Interior, así como por Presidencia.Las críticas del sindicato CC OO se dirigen a la política de inversiones sobre el Fondo de Previsión Social realizada por los dirigentes de la ONCE. A juicio de Comisiones, el, Fondo de Previsión, que se destinaba en un 98% a inversiones en renta fija en 1987, se está desviando ahora hacia activos de renta variable, sin que se haga partícipe de esa nueva política a los miembros de la oposición a la actual gestión de la ONCE en el consejo general (siete entre un total de 15 miembros).

La Organización Nacional de Ciegos respondió ayer, a esta acusación con un comunicado en el que afirman que "no es cierto que las inversiones en renta variable se realicen con los fondos de la Caja de Previsión Social (CPS), como ya se ha desmentido en numerosas ocasiones, sino de los recursos propios que generan las actividades de la ONCE, fundamentalmente de la venta del cupón".

Caja de Previsión Social

La inversión de los 100.000 millones de fondos de la Caja de Previsión Social en activos con un componente de riesgo mayor que la renta fija, tales como la compra del paquete de acciones del Banco Central o la inversión en medios de comunicación, a juicio de CC OO, "repercute en las prestaciones sociales de un colectivo de 15.000 trabajadores y 12.000 pensionistas". La ONCE desmiente tajantemente que estas inversiones provengan de la CPS y califica de "campaña de calumnias y desprestigio" las acusaciones vertidas por el sindicato CC OO, del que recuerda sólo obtuvo una representación del 7,3% entre los trabajadores de la ONCE.CC OO también acusó ayer a la Organización Nacional de Ciegos de "utilizar la ONCE para crear un holding de empresas interpuestas". El sindicato aseguró asimismo que "no se puede funcionar sin un balance de 1988 y sin un presupuesto para 1989". Como respuesta, la ONCE afirma que "los presupuestos de 1989, en contra de lo que argumenta CC OO, están aprobados por el Consejo General". Respecto a la solicitud de una auditoría, la ONCE añade que "problemas derivados del proceso de informatización han retrasado la auditoría relativa al año 1988, que está a punto de concluir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de agosto de 1989