Rosa Posada toca a rebato

"Que se sienten todos juntos y que hablen". Es lo primero que piensa hacer la presidenta de la Asamblea de Madrid, la centrista Rosa Posada, en cuanto vuelvan de vacaciones los portavoces de los grupos políticos, allá por septiembre. "Voy a fomentar el diálogo y pienso hacer una llamada a la reflexión en común".No piensa esperar hasta octubre, cuando está previsto que comience el período de sesiones. "Estos días se están leyendo muchas cosas, y la verdad es que hasta ahora no se ha hablado del tema por los cauces parlamentarios", afirmó ayer. Rosa Posada admitió que Leguina le ha transmitido recientemente su deseo de adelantar las elecciones autonómicas.

Si la Asamblea se inclina finalmente por un proyecto de ley para anticipar los comicios, éste se tramitaría seguramente por el procedimiento de lectura única. Según Rosa Posada, "forzando mucho el calendario, quizás se podría convocar un pleno extraordinario en octubre, pero lo lógico sería dejarlo para noviembre o diciembre".

Más información

La presidenta de la Asamblea no quiso pronunciarse sobre la conveniencia de las elecciones anticipadas en Madrid. "En cualquier caso, es un tema de alcance nacional que exige un acuerdo político".

El grupo que lanzó la piedra de las elecciones anticipadas en Madrid fue Izquierda Unida, incluso antes de que Nicolás Piñeiro, diputato del Partido Regionalista Independiente de Madrid (PRIM), decidiera con su abstención la permanencia de Leguina al frente de la Comunidad de Madrid.

Juan José Azcona, diputado regional de IU, manifestó ayer que su grupo mantiene la misma postura y es partidario de que la convocatoria de unas nuevas elecciones se realice cuanto antes. "Los debates sobre los presupuestos del próximo año están a la vuelta de la esquina, y tal y como están las cosas no hay forma de que salgan adelante".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de agosto de 1989.

Lo más visto en...

Top 50