Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Menem juega a sus 59 años un partido de fútbol con la selección argentina

El presidente argentino, el peronista Carlos Menem, jugó, a sus 59 años, ante unos 40.000 espectadores, en el campo de Vélez, en Buenos Aires, los 90 minutos de un partido de fútbol al lado de todas las figuras de la selección nacional de Argentina.

Menem, que se alineó de centrocampista, con la camiseta azul y celeste número 5, se colocó bien sobre la pradera, repartió con corrección el juego y hasta rodó por los suelos y se permitió un par de virguerías que demostraron su buena técnica futbolística.El sábado, en una noche helada del invierno austral, con una impresionante luna llena, Menem, como escribió un diario, cumplió el sueño de todos los argentinos, con la excepción del escritor Jorge Luis Borges: vestir la camiseta del equipo nacional de fútbol.

El propio Menem lo reconoció al saltar al campo, cuando dijo: "Soy presidente de Argentina y estoy jugando al lado de estos astros, ¿qué más puedo pedir?". Había 40.000 espectadores, aunque el partido se televisó en directo y se recaudaron poco más de dos millones de pesetas con fines benéficos.

Jugaba la selección nacional con todas sus figuras, Maradona incluido, contra un combinado de los futbolistas argentinos agremiados. Ganó el equipo nacional por 1-0.

En las gradas, las barras bravas habían caldeado el ambiente con un continuo salto colectivo, al grito de "hay que saltar, hay que saltar, el que no salte es radical", el canto obligado de la marchita peronista y coros de "Menem, querido, el pueblo está contigo".

Un espontáneo, un cabecita negra, saltó a la pradera con un envoltorio en la mano. Sin que nadie lo impidiera, mientras la pelota seguía en juego, el joven se acercó a Menem y lo abrazó, hasta que alguien se lo llevó.

El envoltorio era un periódico con foto de Menem, pero podría haber sido cualquier cosa.

A Menem los futbolistas le trataron con cierto respeto. Apenas le marcaron y le dejaron espacio para maniobrar.

El diario La Nación calificó en su página de deportes con un seis la actuación de Menem.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de julio de 1989

Más información

  • Un espontáneo saltó al campo y abrazó al presidente