Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colaboradores de Aznar creen "inevitable" su candidatura a presidir el Gobierno por el PP

El presidente de Castilla y León y vicepresidente del Partido Popular (PP), José María Aznar, "teme" que en pocos días reciba oficiosamente el encargo de su partido de prepararse para ser designado candidato a la presidencia del Gobierno, según informaron ayer sus más cercanos colaboradores, que consideran "inevitable" su candidatura. Según esta versión, Aznar cuenta con el apoyo de los tres secretarios generales adjuntos del partido y del presidente del PP, Manuel Fraga, aunque éste aún no se ha pronunciado al respecto.

Aunque en las reuniones de dirección que hoy celebrará el PP el asunto primordial a tratar será el análisis de los resultados de las elecciones, algunos vicepresidentes quieren sacar a debate la sucesión de Fraga como cabeza de lista del partido en las legislativas, si éste persiste en la idea de mantener su compromiso con Galicia.Colaboradores de Aznar indicaron ayer, en tono aparentemente apesadumbrado, que las " presiones" son cada vez mayores para que aquél sea el candidato a la presidencia del Gobierno por el PP en las próximas legislativas.

Este partido no cree verosímil que el Gobierno socialista vaya a agotar esta legislatura -cuestión en la que coinciden con dirigentes del CDS y de Izquierda Unida-, sino que las sitúan en el próximo invierno, por lo que estiman que hay que prepararse de inmediato y no improvisar un candidato en pocas semanas.

Los interlocutores del entorno de Aznar esgrimieron toda una serie de razones por las que el presidente de Castilla y León desea continuar al frente de esa comunidad dos años más, hasta el final de su mandato natural, al haber demostrado "que ha sido capaz de gestionar con eficacia y puede presentarse a las próximas elecciones y obtener mayoría absoluta".

Otras razones personales con las que quieren avalar que Aznar no persigue la designación a la presidencia es la posibilidad de que el Partido Popular pierda las elecciones y éste quede como "jefe de la oposición". Las mismas fuentes recuerdan unas declaraciones de Manuel Fraga en León, durante la campaña europea, recogidas por el diario La Vanguardia, en las que el presidente del PP daba su espaldarazo a José María Aznar.

Pacto con Suárez

Otros dirigentes del partido reconocen que un esquema teórico que se barajó antes de las elecciones europeas, relacionado con una posible colaboración con el CDS, ha perdido fuerza tras el resultado que han obtenido los centristas. Por los dos grupos circuló la tesis de que cada partido concurriría en solitario en las legislativas, para llegar después a un pacto de gobierno, cuya cabeza sería Adolfo Suárez, mientras que José María Aznar ocuparía la vicepresidencia del Ejecutivo. Aunque la candidatura de Suárez a la presidencia del Gobierno ha perdido fuerza, dirigentes del PP no descartan en absoluto posibles pactos, a los que Manuel Fraga sigue dispuesto en aras de la colaboración del centro-derecha.

Para añadir más fuerza a lo inevitable de que Aznar sea el candidato, sus colaboradores añaden que los tres secretarios generales adjuntos del partido -Federico Trillo, Juan José Lucas y Rodrigo Rato- dan por sentado que el presidente de Castilla y León será el candidato. Entre los vicepresidentes, Aznar cuenta con un considerable respaldo, sobre todo por parte de Isabel Tocino y Félix Pastor Ridruejo.

Es muy probable que la dirección del Partido Popular sólo ofrezca hoy información del análisis de los resultados de las elecciones europeas y no haga mención a estos asuntos, según advirtieron fuentes del aparato del partido. Fraga presidirá en la mañana de hoy las reuniones del comité ejecutivo y la junta directiva nacional del partido y también hablará con sus vicepresidentes y con los eurodiputados electos.

Los dirigentes del Partido Popular reflexionarán sobre lo que llevan meditando en solitario desde la noche del jueves, cuando se conocieron los resultados aproximados de las elecciones.

Hasta ayer, los políticos del PP no tenían respuesta a algunos interrogantes sobre la pérdida de un segmento de su electorado, pero "lo más difícil de explicar es el mantenimiento del PSOE", según aseguraba un miembro de la dirección popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de junio de 1989

Más información

  • Los tres secretarios adjuntos del partido apoyan al presidente de Castilla y León