Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:LUZ DE GAS

"Ser Virgen sería una osadia"

Monarquías, repúblicas, dictaduras, guerra civil, felipismo, Alfonso Guerra distribuidor oficial de regaeras y, a bote pronto, la España europea del siglo XX da en sala rociera: ¡y María del Monte se hizo!Pregunta. ¿Vamos por una copla?

Respuesta. "... Y, sin embargo, te quiero".

P. ¿El cante por sevillanas?

R. Es la expresión de un sentimiento, ritmo, contenido: además de cantarlas hay que contarlas.

P. María del Monte: ¿es la definición de Andalucía?

R. Quisiera, y de España.

P. El presidente, ¿tiene de sevillanas?

R. Cuando las escucha se le van los piececillos, seguro.

P. ¿Le gusta cocinar?

R. Mucho, y comer, más todavía.

P. ¿El piropo más... así?

R. "Eres más bonita que una quiniela de 14.

P. ¿Vírgenes preferidas?

R. La Macarena, la del Rosario, la Esperanza, el Rocío.

P. ¿Qué tienen las Vírgenes?

R. Me encomiendo a ellas y no me fallan nunca.

P. ¿El problema vasco?

R. No sé, es de algunos vascos sólo.

P. ¿El Rocío?

R. Es una fe impresionante y folclor que lo sacamos de donde no lo hay.

P. ¿Dormiría con la Blanca Paloma?

R. No perdería el tiempo durmiendo, para mirarla, acariciarla, contarle cosas.

P. ¿Curro Romero?

R. Por verlo andar pago el precio que sea.

P. ¿Paula?

R. Una tarde suya dura seis años.

P. ¿Espartaco?

R. Es valor, arte, y embruja a los toros, los atontolina.

P. Un crítico dice de usted: "Es un globo hinchado".

R. Vaya; los globos, si no se inflan no se ve lo que son.

P. Dígame algo de amor...

R. "Besaba la luna tu sombra y la mía".

P. ¿Tiene sentido del pecado?

R. No; no peco nunca, y si peco, mala suerte; santo hubo uno, y se llamaba Dios.

P. ¿Cómo lo ama?

R. Extensa, profundamente.

P. ¿Y a sus padres?

R. Los adoro, me miman.

P. ¿Y a la patria?

R. El "Todo por la patria" queda muy bonito; no concibo vivir fuera de España.

P. Si alguien le dice: "Tu hermano es tonto", ¿qué?

R. No termina, lo mato.

P. ¿Le gustaría ser Virgen?

R. Sería una osadía.

P. ¿Se le ha aparecido la Virgen?

R. No, pero hago que se me aparezca, porque la imagino.

P. ¿Siente que España tíembla cuando usted canta?

R. Sí, y eso es lo más maravilloso de esta película mía.

P. ¿Sevilla para usted?

R. Es la siempre capital del mundo.

P. ¿Cantar le basta.

R. Casi; los sentimientos...

P. ¿Sufre?

R. Un poquillo.

P. ¿Quién es el malaje?

R. Gente amiga que te abandona porque triunfas.

P. Imagínese en escena y preséntese al mundo.

R. "Gracias, y no olviden que hay un disquillo mío"...

P. ¿Su copla preferida?

R. "Y la noche despertaba los sentimientos dormios / bajo la luna se amaban tu cuerpo y el mío".

P. Pues ya está.

R. ¿Pero no me ha preguntao por mis Cristos?

P. ¡Perdón!, no faltaba más.

R. El de la Oración en el Huerto, el del Gran Poder, el de los Gitanos y el Cachorro. Y le diré que me gustan porque me gustan, porque hombres tan buenos quedan pocos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de mayo de 1989

Más información

  • María del Monte, 'cantaora'