Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xavier Sardá, Micrófono de Oro por el programa 'La bisagra', de RNE

La asociación profesional de radio y televisión hizo entrega en la tarde de ayer del premio Micrófono de Oro a Xavier Sardá, director del programa La bisagra, que se emite en Radio Nacional de España de 10 a 12 de la mañana. La bisagra ha alcanzado gran popularidad merced a la participación del señor Casamajó, un jubilado catalán que comenta con humor las noticias del día y con él que Xavier Sardá mantiene una indisoluble relación personal.Firme partidario del "periodismo espectáculo", Xavier Sardá explica que esta relación es "un juego de dos, en el que la gracia del señor Casamajó, invitado permanente del programa, consiste en hablar en serio". "Su participación, aunque yo escriba todos los guiones sin contar con él, permite plantear preguntas distintas en las entrevistas y crear un clima más incisivo y más libre, pues son las ideas o las críticas de un abuelo", añade Sardá.

Xavier Sardá, de 31 años y que lleva tres años realizando La bisagra, confiesa que la televisión le da "pánico", pese a haber recibido numerosas ofertas en el último año.

Sobre el momento actual de la radio española opina que "hay mucho populismo y mucho salvador de la patria barato. La derecha está pervirtiendo el periodismo. Se puede ser antisocialista, pero hay determinados medios de comunicación que se dedican a activar un insconciente colectivo reaccionario y antidemócrata, lo que me parece muy peligroso", concluye.

Pese a estas críticas, Sardá considera que "la oferta de la radio española es enorme y posee un buen nivel diario en comparación con otros países europeos". "La radio es un medio muy difícil donde lo importante es el guión, tener ideas y crear sobre las noticias", dice.

Además de él y del señor Casmajó, hacen posible La bisagra, programa que recientemente ha superado el medio millón de oyentes, Jordi Roca, Carlos Carbonell, Carlos Agrasar y Anselm Roig.

En el acto de entrega del premio estuvieron presentes, entre otros, el director de RNE, Enric Sopena, y el veterano locutor de radio y televisión Matías Prats.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de mayo de 1989