Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un fiscal relaciona a Egor Ligachov con la 'mafia' soviética

Egor Ligachov, cabeza del ala dura del Politburó (máximo órgano de dirección de la URSS), aparece implicado en la investigación sobre las actividades de la mafia soviética, según ha asegurado el fiscal Nikolai Ivanov en los debates retransmitidos por la televisión de Leningrado entre los candidatos a diputados en las elecciones de ayer.

El fiscal cita también a otros dirigentes, como Gregori Romanov (ex miembro del Politburó y jefe del partido en Leningrado), Vladimir Terebilov (ex fiscal general de la URSS, recientemente jubilado) y Mijail Solomentsev (ex miembro del Politburó, destituido del Comité Central en el último pleno). Ivanov puntualizó que la culpabilidad no la podía determinar él, sino que debía esclarecerse en el correspondiente juicio.Una nota del Presidium del Soviet Supremo califica las declaraciones del fiscal Nicolai Ivanov y de su colega Telman Gdlian como provocación destinada a "desorientar a la gente y obstaculizar el trabajo de la comisión creada por el Presidium del Soviet Supremo para comprobar las numerosas quejas de los ciudadanos por los serios abusos que Gdlian e Ivanov cometieron durante sus investigaciones".

Prudencia oficial

Esta prudencia oficial posiblemente se deba al hecho de que, ante las elecciones, no se quería lanzar un ataque duro, temiendo que tuviera un resultado contrario -como en el caso de Boris Eltsin y Gdlian, que obtuvieron más del 80% de los votos- y sólo hiciera más popular a Ivanov. Según encuestas extraoficiales, Ivanov está en cabeza en Leningrado, muy por delante del economista Serguei Andreiev y la representante del Frente Popular Marina Solier. Elena Zelinskaia, directora de la revista informal Mercurio, informó a este diario que, durante los últimos debates, organizados la noche anterior a las elecciones, Ivanov había reiterado sus acusaciones. Según la misma fuente, este programa en directo no fue retransmitido a Moscú a petición de la televisión central.En Moscú ha trascendido que por lo menos algunos de los implicados en el caso de la mafia de Uzbekistán han sido trasladados a la cárcel de Lefortovo, en un esfuerzo por destruir las acusaciones contra ellos.

Evgueni Dodelev -coautor con-Gdlian de Pirámide I, libro sobre Uzbekistán, el ex máximo dirigente Leonid Breznev y su yerno Churbanov, cuya publicación ha sido detenida- manifestó que los jueces de instrucción del grupo de Gdlian habían planeado formar piquetes el viernes pasado ante la cárcel de Matroskaia Tishiná para impedir el traslado, pero que éste se había producido en la madrugada.

Los acusados se desdicen de sus confesiones, por lo que, según Gdlian, dentro de poco dejará en libertad a Salimov, ex alto dirigente de Uzbekistán. Dodelev piensa que esta campaña contra los fiscales puede terminar, si no en la detención de Gdlian, que goza de fuero como diputado, por lo menos en el de algunas personas cercanas a él. Por su parte, Gdlian amenazó con que si seguían acosándole haría revelaciones ante los medios de la Prensa extranjera. Además, el pasado sábado mantuvo una entrevista con Boris Eltsin al término de la cual se manifestó "satisfecho".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de mayo de 1989