Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inflación subyacente sube hasta el 7% sin que se prevean medidas especiales para su reducción

CONCHA MARTÍN, La resistencia de los precios a bajar volvió a demostrarse el pasado mes de marzo. En el primer trimestre del año, la inflación subyacente (sin alimentos elaborados y sin productos energéticos) subió hasta el 7%, una décima más que en febrero, debido al alza en los precios del sector servicios. El IPC general se elevó un 0,6% por la subida en los precios alimenticios (0,8%), la vivienda (0,7%) y hostelería (1,1%). Por el momento, no están previstas medidas especiales para reconducir los precios aunque se está a la espera de que avance la negociación colectiva para decidir si es necesario actuar.

La subida del mes de marzo sitúa la inflación acumulada en los tres primeros meses del año en el 1,9%. y la tasa interanual, es decir, marzo de 1989 sobre marzo del pasado año, en un 6,1%, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La subida de marzo ha dejado indiferentes a la mayoría de los observadores consultados, ya que está dentro de lo que se esperaba. El pasado año, los precios subieron en marzo un 0,7% y en febrero de este año, un 0,2%.El ministro de Economía, Carlos Solchaga, declaró ayer en los pasillos del Congreso que "la inflación continúa relativamente alta, por lo que la situación sigue siendo preocupante". Fuentes de Economía destacan que la tasa interanual se ha desacelerado desde el 6,3% de enero al 6,1 % de marzo y que el diferencial con los países del área occidental se ha reducido en torno a un 1 %, frente al 1,7% con que se inició el año respecto a la CE y el 1,6% frente a los países de la OCDE.

La escueta nota hecha pública ayer por el Ministerio de Economía y Hacienda hace referencia a la denominada inflación subyacente, "como núcleo básico" de las subidas de precios. Ésta incluye los precios del sector servicios, donde la falta de competencia de los productos importados y el tirón de la demanda interna les hace inasequibles al desaliento en su continua escalada.

La inflación subyacente, situada una décima más que el pasado mes, parte de un 6,7% de tasa anual registrada en enero e incrementos del 1,1 % en el primer mes del año, del 0,9%. en febrero y del 0,6% en marzo.

Según el comunicado de Economía, los precios industriales han tenido un comportamiento "muy favorable", ya que en tasa anual se elevaron un 2,9%, mientras que los del grupo alimentación y servicios crecieron al 6,4% y al 9%, respectivamente. Sobre la inflación subyacente, Economía destaca que el incremento observado en marzo en los precios de los alimentos elaborados ha quedado neutralizado por el descenso en los precios industriales y la relativa desaceleración de los precios de los servicios.

Tranquilidad monetaria

Dada la valoración que Economía realiza sobre el comportamiento de los precios en el mes de marzo y visto ya el efecto contenedor que sobre las magnitudes monetarias han tenido las medidas adoptadas hace unos dos meses por el Banco de España, el Ministerio de Economía no prevé actuaciones especiales. Está por ver qué ocurre con los convenios colectivos que se negocian ahora para calibrar si son necesarias medidas de contención de la demanda interna. Hasta la fecha se han negociado pocos convenios nuevos y, según las primeras estimaciones, los incrementos pactados están entre el 6% y el 6,5%.

Estas medidas no vendrían por el área fiscal, ya que hay un vacío normativo que ha impedido, de momento, rebajar las retenciones a cuenta del IRPF lo que ya ha supuesto detraer del consumo privado unos 40.000 millones de pesetas.

La política monetaria que, según las últimas declaraciones de los responsables de Economía es el instrumento estrella en la lucha contra la inflación este año, puede haber variado de signo durante los últimos días aunque bajo un clima de tranquilidad. El Banco de España no convoca subasta de préstamos desde el pasado 12 de abril lo que obedece a una política restrictiva respecto a la cantidad de dinero en circulación. La autoridad monetaria ha dejado en las últimas jornadas actuar libremente al mercado en la fijación de tipos de interés. Ayer, el precio del dinero en el interbancario se elevó hasta el 14,2% después de un comportamiento irregular días atrás.

En cuanto a los precios de marzo, el mayor incremento se registró en Canarias (1,6%); seguido de Madrid y Galicia (1%); La Rioja (0,9%); Aragón, Castilla y León y Murcia (0,7%); Andalucía, Castilla-La Mancha y País Vasco (0,6%); Asturias (0,5%); y Cataluña, Comunidad Valenciana y Navarra (0,4%); Cantabria y Extremadura (0,3%) y Baleares (0,2%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de abril de 1989

Más información

  • Los incrementos en alimentación, vivienda y hostelería elevaron los precios de marzo un 0,6%