Barranco ha Perdido en 96 horas la mayoría lograda para garantizarse la alcaldía de Madríd hasta 1991

Juan Barranco, alcalde de Madrid, ha perdido en 96 horas la mayoría que le garantizaba la alcaldía hasta 1991. Cuatro días después de anunciar el paso al PSOE de los concejales centristas Javier Soto y Manuel Martínez Parrondo, el primero ha dimitido y el segundo se ha echado atrás. Soto justificó su dimisión en que no se había comprendido su postura y que no tenía por qué ser blanco de amenazas y ataques. La izquierda se queda con 26 concejales (24 del PSOE y 2 de IU), frente a los 20 del PP y los 9 del CDS, por lo que la alcaldía está de nuevo amenazada por una eventual moción de censura.

Más información
La 'mano derecha' de Rodríguez Sahagún

La dimisión de Javier Soto cayó al mediodía de ayer como una bomba en el Ayuntamiento. El hombre que había devuelto la sonrisa a Barranco e imposibilitado, con su trasvase de grupo, la moción de censura hasta el final del mandato, había enviado al .Ayuntamiento dos cartas, una al alcalde, de carácter personal, y otra a la Secretaría General del Ayuntamiento.En la primera, Soto afirma tras elogiar a Barranco: "La incomprensión de ciertos políticos y medios de opinión hacia mi incuestionable honorabilidad me impiden otra decisión que no sea la de dimitir de mi acta de concejal". En el segundo escrito notifica oficialmente esta decisión.

Soto manifestó ayer a EL PAIS que había decidido dimitir a las tres y media de la madrugada del lunes, después de haber leído los periódicos, escuchado la radio y ser informado verbalmente de acusaciones recibidas.

"Entiendo las críticas, pero no que se me hagan acusaciones de todo tipo, incluso de haberme llevado dinero en esta operación. llabrá personas que puedan pasar por ello. Yo no. A mi no me ponen bajo sospecha. Me voy a casa. No tengo necesidad de que política y personalmente se me descalifique", dijo. Soto añadió que había recibido llamadas en las que se le tildaba de traidor y negó haber recibido presiones de ningún grupo político.

Soto tuvo concocimiento de las críticas hechas a su persona a la vuelta de la finca que posee en Extremadura, en la que estuvo reunido el pasado fin de semana con el alcalde Juan Barranco y los miembros del equipo de gobierno Espelosín y Zapata. En la reunión se acordó que Soto ocuparía la segunda tenencia de alcaldía y el área de Seguridad, y Martínez Parrondo se haría cargo de Juventud y Deportes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En la tarde de ayer, y una vez hecha pública la dimisión de Soto, Martínez Parrondo se entrevistó con Agustín Rodríguez Sahagún, portavoz del CDS en el Ayuntamiento, al que pidió su continuidad en el grupo centrista al no haber dado tiempo a formalizar su marcha. Fuentes del CDS ratificaban poco después esta permanenecia y expresaban su satisfacción por la última decisión de ambos concejales.Oferta abierta

Juan Barranco, en conferencia de Prensa, indicó en la tarde de ayer que no había cambiado su posición por lo que reiteraba su ofrecimiento para la gobernabilidad del municipio. "Varios concejales compartieron las tesis de este gobierno estable y dos del CDS dieron el paso". El alcalde reconoció que, jurídicamente, el sucesor de Soto será el siguiente en la lista del CDS, Fernando López Amor, inspector de Hacienda.

El alcalde de Madrid manifestó su apoyo y comprensión frente a las presiones que hubiera podido recibir Soto y manifestó no saber nada sobre la actitud tomada por Martínez Parrondo. "Yo no he ido a buscar a nadie. Cuando han venido han encontrado la puerta abierta", dijq..

Barranco dejó entrever que la reestructuración puede demorarse algún tiempo al asegurar que la marcha de Emilio García Horcajo, segundo teniente de alcalde y responsable del área de Seguridad y Policía Municipal, "se realizará en su momento pero por ahora sigue", dijo.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento, José María Álvarez del Manzano, afirmó ayer que la rnoción de censura contra el equipo socialista está ahora plenamente justificada.

Por otro lado, el presidente del PP, Manuel Fraga, advirtió ayer que es imprescindible unacuerdo de carácter global con el CDS antes de estudiar la posibilidad de cualquier moción de censura concreta en el Ayuntamiento de Madrid. El líder conservador aseguró que desde hace tiempo "en el Ayuntamiento se da una situación objetiva para la presentación de una moción de censura", informa Juan G. Ibáñez.

Fraga rehuyó abordar otros aspectos concretos relacionados con el trasvase inicial de dos concejales del CDS al Grupo Socialista municipal y subrayó la reprobación que merece al PP "la actitud de un partido que, actuando con medios más que dudosos, intenta atraerse a quienes han sido votados en otra lista, conculcando así el principio democrático de respeto a la buena fe y a los votos".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS