Jesus Gil pide a la Comunidad que le haga una oferta por el estadio Calderón

Jesús Gil, el presidente del Atlético de Madrid, ha pedido a la Comunidad de Madrid que le haga una oferta por el estadio Vicente Calderón. Gil inició las negociaciones para la venta del Calderón con Fernando Andrés, director de deportes de la Comunidad, en el transcurso del partido contra el Barcelona. El coste económico de esta operación resulta difícil de evaluar, según ambas partes, porque implicaría además la ampliación en número de localidades -hasta 70.000-del proyectado estadio de atletismo que la Comunidad va a construir en el barrio de Canillejas, en una zona próxima al aeropuerto de Barajas, al que se trasladaría el equipo rojiblanco para disputar sus partidos de competición.

Jesús Gil señaló ayer a este periódico su "profunda ilusión" por que salga adelante este proyecto ' que implicaría la venta del Calderón y el traslado del Atlético al nuevo estadio de la Comunidad. Gil no quiso entrar en detalles de una "operación macroeconómica de este nivel", pero confirmó que ya le había pedido una oferta concreta a la Comunidad. "Se trata de salir del Calderón, que nunca ha sido rentable para este club, entre otras cosas por su mala ubicación". A la pregunta de cuánto podría costar el Calderón, situado en una zona deportiva, Gil señaló: "Lógicamente, hay muchas implicaciones de todo tipo, pero a veces también se impone una negociación sobre precios políticos".La venta del Calderón debe ser aprobada por la asamblea del Atlético, así como el cambio de nombre del estadio, que Gil tiene como uno de sus objetivos. El presidente afirmó también que, en el nuevo estadio, "el Atlético podría recuperar su identidad y a buena parte de su afición y disponer de unas instalaciones adecuadas para los entrenamientos de sus equipos, no sólo el de fútbol".

Fernando Andrés, por su parte, confirmó la existencia de la petición de una oferta económica por Gil y recalcó: "Una operación tan compleja requiere un detallado estudio y una profunda negociación". Respecto al llamado "precio político" al que alude Gil, el director de Deportes señaló: "De lo que se trata es de que las instituciones se muestren comprensivas con las necesidades de la sociedad y de que busquen las soluciones adecuadas para ello. Debo recordar que la Comunidad realizó este tipo de ofrecimiento hace casi un año a todos sus clubes representativos. Y el único que ha mostrado su interés por ello ha sido el Atlético. ¿El Madrid? No debe estar interesado porque prefiere remodelar su actual estadio y ampliarlo".

Las relaciones de la Comunidad con el Madrid han sido bastante tensas en los últimos tiempos, a raíz de los cambios de criterio observados por el club madridista respecto a la construcción de un nuevo estadio y una ciudad deportiva inicialmente en Las Rozas, así como por el coste del alquiler del Palacio de los Deportes para el equipo de baloncesto, y tuvieron su reflejo más grave en un enfrentamiento personal entre Ramón Mendoza y Fernando Andrés. Mendoza se ha quejado en sus últimas declaraciones de los graves problemas que van a encontrar los clubes madrileños en un futuro a medio plazo y se basa para ello en la evidencia de los apoyos institucionales y económicos que reciben clubes de otras comunidades, así como de la poderosa infraestructura deportiva de la que va a disponer Cataluña tras los Juegos Olímpicos de 1992.

Andrés, al tiempo que indicó que las relaciones con el Real Madrid "son ahora correctas" señaló que el Atlético podría disponer del nuevo campo, así como del resto de instalaciones Para el director de Deportes, la negociación con el Atlético va a pasar por tres aspectos fundamentales: el precio de la venta del Calderón, el coste que tendría para la Comunidad modificar la infraestructura de la zona actual del estadio rojiblanco y el incremento presupuestario -las previsiones iniciales son de entre 2.000 y 5.500 millones de pesetas- del aumento de las gradas del que se construirá cerca de Barajas.

Presupuesto cubierto

Por lo demás, el Atlético cubrió con los 30 millones de taquilla ante el Barcelona y los 20 de Televisión Española su presupuesto de 50 para la Copa del Rey, si bien los 20 últimos ya fueron utilizados por la Liga Profesional de Clubes para el pago de parte de las deudas que Gil mantiene con los jugadores despedidos Arteche, Quique Ramos y Landáburu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de abril de 1989.

Lo más visto en...

Top 50