Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OFENSIVA TERRORISTA

HB dice estar dispuesta a "realizar un nuevo esfuerzo" para la negociación

Herri Batasuna manifestó ayer, horas después de¡ atentado que costó la vida al guardia civil José Calvo de la Hoz, su disposición a realizar "un nuevo esfuerzo para reanudar las negociaciones de Argel". Representantes de la Mesa Nacional de la coalición independentista manifestaron en una conferencia de prensa celebrada ayer en Bilbao: "Todavía el Gobierno de¡ PSOE no ha desmentido ninguno de los ocho puntos que suscribió con ETA. Todavía no ha desmentido la nota acordada por ambas partes, y esto es muy significativo".La coalición independentista había convocado en un principio a los medios de comunicación para explicar su actitud en relación con la política lingüística de¡ País Vasco. Sin embargo, tras conocer la publicación del comunicado de ETA, decidieron camMA biar el carácter de la conferencia de prensa. Así, dejaron "para otro día" la cuestión inicial de su convocatoria, porque consideraron "más oportuno" hablar de los últimos acontecimientos. No quisieron, sin embargo, opinar sobre el atentado cometido ayer en Las Arenas (Vizcaya) contra un sargento de la Guardia Civil, porque, en su opinión, "la función de Herri Batasuna es intentar conseguir que se resuelvan las causas que originan las acciones violentas".

Los dirigentes de la coalición Gorka Martínez, Jon Idígoras y Tasio Erkizia comparecieron ante los medios de comunicación para explicar que el Gobierno es el culpable de la ruptura de la tregua. "El PSOE ha sido incapaz de responsabilizarse de los acuerdos que, junto con la organización armada, había tomado y que se habían materializado en ocho puntos", espetó Jon Idígoras, para quien el Gobierno socialista "ha desautorizado a sus interlocutores en Argelia".

Los dirigentes abertzales se mostraron dolidos con los partidos que firmaron el pacto por la paz en Ajuria Enea, a los que denominaron "servidores del patrón de Madrid".

HB, que señaló que no existen fisuras en su bloque, descartó una vez más la vía de la reinserción. "Pueden olvidarse del arrepentimiento porque en este país nadie se va a arrepentir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de abril de 1989