Tokio, capital diplomática mundial.

Los reyes de España dieron ayer el pésame al nuevo emperador de nipón, Ákihito, en el palacio imperial de Togugosho. Dirigentes de te lo el mundo asisten hoy en Tokio a los funerales del emperador Hirohito, fallecido el pasado 7 de enero, tras una larga agonía. La capital japonesa se ha convertido estos días en centro diplomático del mundo con entrevistas múltiples entre los representantes internacionales que han acudido, entre los que figuran 54 jefes de Estado, 13 reyea; y 12 primeros ministros. Ayer, durante la entrevista celebrada entre el rey Juan Carlos y el presidente israelí, Haim Herzog, éste invitó al rey a visitar Israel en 1992, fecha que coincide con el quinto centenario de la expulsión de los judíos de España. Páginas 5 y 15. Editorial en la página 10

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS