La Audiencia de Teruel ve indicios de delito en el trato dado por funcionarios de la prisión a un recluso

F. B., La Audiencia de Teruel ha ordenado que se investigue la denuncia que un preso presentó por malos tratos contra varios funcionarios penitenciarios de esa provincia. La denuncia fue presentada a finales de 1986 por José María García Muñoz, un interno de la prisión, quien semanas después fue asesinado por otro interno. El juez instructor archivó la causa, que ha sido reabierta ahora. La madre del preso, Vicenta Trigo, está procesada por afirmar en el programa televisivo En familia, que dirige Iñaki Gabilondo, que su hijo recibió malos tratos.

La Audiencia señala que "se han puesto de manifiesto unos indicios objetivos y bastantes para estimar que pudieran ser constitutivos del delito del artículo 187 del Código Penal" [trato indebido de los funcionarios a los presos]. Por ello ordena reabrir la causa.

Silvia Fajarnés, abogada que defiende los intereses de Vicenta Trigo, recalcó la contradicción que supone el que su patrocinada esté procesada por afirmar algo que ahora viene a apoyar la propia Audiencia de Teruel.

José María García Muñoz presentaba varios hematomas cuando fue visitado por un médico en la celda de castigo en la que se hallaba. El médico encontró al interno esposado a la cama, situación en la que permaneció toda una noche. Uno de los ingresos en celdas de castigo no había sido autorizado por el juez de vigilancia penitencia.

Semanas de presentar las denuncias por malos tratos, García Mufloz murió acuchillado por otro interno. En opinión de la madre, aún no ha sido esclarecido este hecho, ya que sólo se ha condenado a una persona, cuando un informe médico advirtió sobre la posibilidad de que su hijo adoptivo hubiera sido sujetado por otras personas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS