Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una dirigente peligrosa

Josefa Rodríguez Porca, presunta responsable del comando que el pasado miércoles asesinó a un guardia civil y a la que la policía califica de peligrosa, estaba siendo seguida desde hace tiempo al considerársele miembro de la cúpula dirigente del Exército Guerrilleiro do Pobo Galego Ceibe (EGPGC) junto con Manuel Chao Dobarro y Xaine Castro Leal, dos de los primeros miembros de este grupo terrorista que salieron a la luz en febrero de 1987.A ella se le atribuye haber participado en una acción de la organización terrorista, probablemente la colocación de una bomba frente al Gobierno Civil de Orense poco después de la caída del EGPGC.

Algunas fuentes apuntan que la infiltración de miembros gallegos de los GRAPO en la organización es la que ha variado la estrategia del Exército Guerrilleiro, que meses antes condenó el asesinato de Claudio San Martín. El gobernador y delegado del Gobierno en funciones declinó comentar este extremo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de febrero de 1989