Salvador Dalí muere tras una Iarga agonía

Salvador Dalí falleció ayer en Figueres, a los 84 años, a consecuencia de un paro cardiaco, después de haber sufrido una larga agonía. Dalí tuvo una muerte "tranquila y digna", según el abogado Miguel Doménech, quien le acompañó en sus últimos momentos, junto al alcalde de Figueres, Mariá Lorca, y Arturo Caminada, el fiel mayordomo y hombre de confiar za del pintor durante 37 años. La familia más próxima del artista, una hermana y una prima, no pudieron estar cerca de Dalí. El cadáver fue trasladado a la Torre Galatea, residencia del artista durante los pasados años. El funeral se celebrará mañana. Dalí será enterrado bajo la cúpula geodésica que domina su museo de Figueres. El testamento se abrirá dentro de unos 20 días.Páginas 24 a 27 y suplemento especial

Editorial en la página 8

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS