Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia despide a 79 técnicos de mantenimiento, incluidos los 12 miembros de comité de huelga

La compañía aérea Iberia notificó ayer el despido a 79 técnicos de mantenimiento, de los que 12 pertenecen al comité de huelga. Pasadas las ocho de la tarde, los trabajadores afectados por la medida recibieron en sus domicilios la carta de despido, en la que se les informaba de la decisión "por incitar activamente a una huelga ilegal", en el caso de los miembros del comité, y por "incumplimiento de los servicios mínimos decretados por la compañía", para el resto. Inmediatamente después, fuerzas del orden público se personaron en los hangares del aeropuerto de Barajas para evitar posibles conflictos.

Después de casi un mes de conflicto, la dirección de Iberia decidió ayer actuar de forma contundente contra los técnicos de mantenimiento, que llevan realizando huelgás intermitentes desde el pasado 23 de diciembre.Pasadas las ocho de la noche, un total de 79 miembros de este colectivo profesional, entre los que figuraban los 12 miembros del comité de huelga, recibían la notificación en sus domicilios de que habían sido despedidos. En la carta de rescisión de contrato a los representantes del comité de huelga se aducían razones de "incitar al incumplimiento de los servicios mínimos y a una huelga ilegal"; mientras que a los 67 técnicos restantes se les acusaba de "incumplimiento de los servicios mínimos establecidos oficialmente para los días de huelga".

A la misma hora que se entregaban las cartas de despido, la dirección de Iberia reunía a los miembros del comité intercentros representantes de CC OO, UGT y SITA-, del sindicato de pilotos (SEPLA) y a los representantes de los auxiliares de vuelo. Además, dotaciones de la Guardia Civil y la Policía Nacional se personaban en los hangares de los aeropuertos de Madrid y Barcelona, para evitar posibles incidentes.

Denuncian coacciones

En principio, la medida iba a afectar a 81 trabajadores. Sin embargo, dos de los técnicos de mantenimiento expedientados en días pasados por no cumplir los servicios mínimos previstos notificaron hace unos días a la dirección de la compañía que no habían podido acudir a su lugar de trabajo, "por coacciones".Del total de técnicos despedidos, 47 pertenecen al aeropuerto de Madrid -cuatro de ellos son miembros del comité-, 21 a Barcelona, 4 a Alicante, 2 a Santiago de Compostela y uno a cada de los aeropuertos de Málaga, Las Palmas, Palma de Mallorca, Sevilla y Tenerife.

La decisión de despedir a los citados trabajadores se tomó en días pasados, una vez estudiado el dictamen realizado por el catedrático de Derecho del Trabajo, Juan Antonio Sagardoy, a petición de la propia compañía. El presidente de Iberia, Narciso Andreu, informó al titular del Instituto Nacional de Industria, Jordi Mercader, y al Gobierno, quienes dieron su aprobación.

Según el citado dictamen, la huelga convocada por los técnicos de mantenimiento de Iberia puede considerarse ilegal, "porque altera lo pactado en un convenio colectivo, dentro del periodo de vigencia del mismo". El convenio colectivo de Iberia fue firmado el pasado año y tiene vigencia hasta el 31 de diciembre de 1989.

Futuro de la compañía

Fuentes de la compañía indicaron a este periódico que la medida se ha tomado "después de agotar todas las posibilidades de negociación con los representantes de ASETMA, porque no se puede consentir que una huelga de este tipo hipoteque el futuro de una empresa que ha conseguido sanearse y afrontar el reto de la competencia europea en los últimos cuatro años".En cuanto a las consecuencias de los despidos, las citadas fuentes indicaron que la compaftía tiene previstos diversos escenarios ante lo que pueda suceder en los próximos días "En caso de que ASETMA convoque una huelga indefinida"', precisaron, "podríamos tomar 12 decisión de hacer un cierre patronal en los hangares o en toda la empresa, dependiendo de su alcance. Lo que tenemos decidido es ser firmes en nuestra postura, porque entendemos que es la única salida para la compañía".

Entre los escenarios previstos por Iberia, no se descarta la paralización de su actividad durante algunos días, ya que aunque la empresa tomara la decisión de realizar el mantenimiento de sus aviones fuera de España, el mantenimiento en rampa, -así se llama a la revisión última de los aparatos-, hay que hacerla en todos los aeropuertos. "En caso de que persista esta actitud de conflicto", añadieron las citadas fuentes, "no dudaríamos en seguir despidiendo trabajadores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de enero de 1989

Más información

  • La compañía tiene previstas diversas acciones ante la posible respuesta de ASETMA