Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
NUEVA OFENSIVA TERRORISTA

Una trampa bomba arrancó la pierna derecha a un guardia civil en Alsasua

José Aguilar García, cabo de la Guardia Civil, de 26 años y natural de Fuente de Cantos (Badajoz), resultó herido muy grave en la madrugada de ayer al hacer explosión una trampa bomba que le amputó la pierna derecha cuando rastreaba los alrededores del cuartel de Alsasua (Navarra), que minutos antes había sido atacado por un comando terrorista que lanzó cuatro granadas con mecanismo temporizador desde un monte situado a unos 200 metros del ediricio.

José Aguilar fue trasladado a las cinco de la mañana a la Clínica Universitaria de Pamplona, donde los equipos médicos le operaron durante más de siete horas para salvar su pierna izquierda. Según la delegación del Gobierno, el joven guardia pisó la trampa bomba cuando rastreaba las inmediaciones del cuartel tras el ataque terrorista.Efectivos de desactivación de la Guardia Civil localizaron a primera hora de la mañana de ayer otra trampa bomba con sedal escondida en la maleza en las cercanías del cuartel y procedieron a explosionarla. También encontraron tres tubos lanzagranadas y dos dispositivos iniciadores.

Las cuatro granadas lanzadas contra los dormitorios del cuartel desde el monte Ameztia no provocaron daños cuantiosos ni heridos de consideración y sólo dos guardias tuvieron que ser curados por miembros de la Cruz Roja a causa de cortes de cristales y contusiones.

Según el parte médico facilitado por la Clínica Universitaria de Pamplona, el equipo de cirugía ortopédica y traumatología del centro hospitalario logró salvar la pierna izquierda del cabo de la Guardia Civil. Al término de la operación, su pronóstico seguía siendo muy grave.

Un portavoz de la citada clínica señaló que José Aguilar sufre "ascítis y choque traumático", y que se le practicó "una valoración quirúrgica de las heridas y una laparotomía exploratoria en la pierna derecha amputada". También se le realizó "una regulación del muñón, limpieza quirúrgica y extracción de las masas musculares".

Según la información facilitada por la Delegación del Gobierno en Navarra y la versión del general jefe de la Quinta Zona de la Guardia Civil, con sede en Logroño, Francisco Almiñana Llorens, el ataque del comando terrorista se inició sobre las 2.45 de la madrugada, con la explosión de una granada lanzada desde el monte cercano en dirección a los dormitorios del edificio, al igual que las restantes. Desde el lugar de explosión de la primera granada a las ventanas de los dormitorios hay, según fuentes oficiales, unos dos metros de distancia. El general afirmó que habría habido "una gran tragedia si la granada impacta dos metros más arriba de la valla", por la presencia de numerosos niños en las habitaciones, que afortunadamente resultaron ilesos a pesar de la rotura de cristales sobre sus camas. José Aguilar García estaba destinado en Alsasua desde 1986 y pensaba casarse el próximo 7 de enero.

El Ayuntamiento de Alsasua aprobó en un pleno extraordinario celebrado ayer una moción en la que se condena el atentado y se convoca a los vecinos a una manifestación silenciosa que se celebrará hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de diciembre de 1988

Más información

  • José Aguilar rastreaba los alrededores del cuartel