Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Cajón desastre', un programa para todos los públicos

El espacio de los sábados por la mañana de TVE-1 prepara la próxima temporada

El extraterreste Alf ha tenido suerte al llegar a la Tierra. No sólo trabaja en una de las telecomedias norteamericanas más interesantes de las últimas temporadas, sino que ha sido programado en la primera cadena de TVE dentro de Cajón desastre, un magazine infantil y juvenil que cumple con facilidad el mensaje publicitario de la casa: "Para todos los públicos". No obstante, el programa deberá afrontar en el próximo mes de enero la pérdida de su máxima estrella, ya que Alf pasará a un horario de mayor audiencia.

Cajón desastre se emite los sábados por la mañana, entre las 9,00 y las 12.20. Consta de tres partes, que se corresponden con otros tantos grupos de edades. En los primeros setenta y cinco minutos, los más pequeños pueden disfrutar con dibujos animados de contenido didáctico. Entre ellos destaca, Calculín, el sucesor del sabio Petete.

Hasta las 11.00 el programa se amplía a los espectadores de 14 años. En este segundo bloque se incluyen secciones que implican una mayor participación, como el concurso Sobre ruedas o Ilustración, donde grupos de niños dibujan en el plató sobre un tema común.

En la tercera parte los contenidos están dirigidos a los mayores; es decir, jóvenes hasta los 17 años. Una banda juvenil de pop, espectáculos de expresión corporal o marionetas, el grupo de documentales europeos titulado Contrastes y la telecomedia Ay completan esta última parte del programa.Rafael Herrero, director del magazine, lleva 16 años en TVE. La mayor parte de su trabajo se ha desarrollado en el área de dramáticos y en infantiles. Después de varios años en diversas jefaturas, pidió volver a dirigir un programa. Le ofrecieron Cajón desastre como un espacio más sencillo, "el clásico plató con decorados múltiples donde se pasaría de un contenido a otro", y presentó un proyecto alternativo, que integraba las secciones preparadas por el área de infantiles e intentaba atender a los públicos de todas las edades hasta los 17 años.

Una de las secciones más importantes de Cajón desastre es la Telecomedia, ya que en ella se invierte gran parte del esfuerzo del equipo y se aprecia el estilo del programa. Bajo este título se desarrollan las aventuras cotidianas de un familia media, formada por un matrimonio joven y tres hijos.

Las producciones de TVE son en su gran mayoría, rodadas en exteriores y con un sistema similar al cinematográfico. Esto convierte la sencilla comedia de

los sábados en algo novedoso.

Un día de grabación en el estudio número 3 de Prado del Rey permite producir entre 18 y 20 minutos de la comedia, "si todo va bien". De las diez horas de trabajo, la mayor parte se pierden en repeticiones por problemas de luz, por fallos en el micrófono, por equivocaciones de los actores.

El guión, escrito por Rafael Herrero, está muy cuidado y sigue la linea de La hora de Bill Cosby, que refleja los conflictos familiares con buen animo y sentido del humor. Marta Fernández Muro, la madre, aceptó el papel por confianza en el director del programa, "ya que está a nivel de guiones y dirección de actores por encima de la media". Aitor Merino, de 15 años, viaja todas las semanas a Madrid para interpretar al hijo mayor. Raquel López, de 16 años, fue seleccionada sin querer cuando acompañaba a un amigo que aspiraba a un papel. Lucas Martín, el más pequeño, es todo un veterano actor a sus 11 años. Está acostumbrado a memorizar papeles desde muy pequeño. Considera "un blando" a Rafael Herrero y "menos blando" al realizador. El director se queda pensativo y exclama: "la verdad es que nos gusta hacer este programa, nos divertimos haciéndolo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de noviembre de 1988