Aplazada la vista sobre un presunto favoritismo en oposiciones al Ayuntamiento

El presidente de la Sala Cuarta de la Audiencia Territorial decidió ayer suspender la rueda testifical del proceso abierto por presuntas irregularidades en unas oposiciones para ocho plazas de sociólogos para el Ayuntamiento de Madrid. El proceso permanecerá suspendido hasta que el juez resuelva sobre la solicitud de seis de las ocho personas que fueron aprobadas en dichas oposiciones, que debían declarar como testigos y que han pedido personarse como parte interesada, lo que supone que no pueden ser llamados a declarar por la acusación.

Si prospera la solicitud de los seis aprobados, éstos no podrán declarar como testigos de la acusación al participar también de la condición de demandados y defender los mismos interés. La denuncia fue presentada por cuatro de los aspirantes a las plazas suspendidos, al considerar que en la selección de los opositores, realizada en 1987, influyeron unas determinadas relaciones entre los aprobados y el tribunal examinador.El abogado de los suspendidos, José Garrido, considera que con la presentación de esta solicitud "el Ayuntamiento adopta una actitud dilatoria para que el proceso se prolongue lo más posible. Me parece que esta petición de personación es extemporánea desde el punto de vista legal".

El presidente de la Sala Cuarta, Juan José González Rivas, tendrá que decidir también sobre un expediente de nulidad de actuaciones presentado por Antonio Pedreira, abogado del Ayuntamiento de Madrid.

Los citados por el magistrado para la rueda testifical, que no llegaron a declarar, mantuvieron ante la prensa sus posturas iniciales. Francisco Herrera, concejal de Izquierda Unida que defiende las tesis de los denunciates, considera que no es ético que personas que ocupan puestos de confianza dentro de la estructura de gestión del equipo del Gobierno socialista, se presenten a unas oposiciones ,para el Ayuntamiento.

Pilar García Sacristán, presidenta de las juntas de distrito de Chamberí y Chamartín y del tribunal de las oposiciones, insistió en la corrección con que se realizaron las pruebas: "No hubo irregularidades en absoluto. La selección se hizo dentro de la legalidad, respetando los criterios de mérito, capacidad e igualdad. No hubo favoritismos".

Tampoco se llegó ayer a un acuerdo para la designación de un perito independiente que revise las memorias de los opositores. Pedreira declaró que el Ayuntamiento "pondrá todos los medios legales a su alcance para que no se revisen los exámenes. Hemos recurrido la petición prueba pericial ante el Tribunal Constitucional".

Sobre la firma

Jorge A. Rodríguez

Es redactor jefe de Última Hora y de la portada web, y profesor de la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción