EE UU anuncia que participará en la Expo 92

El presidente norteamericano, Ronald Reagan, hizo llegar ayer una carta al rey Juan Carlos para comunicarle que Estados Unidos acepta participar en la Exposición Universal de Sevilla en 1992. La aceptación de EE U se produce apenas una semana después de haber quedado desbloqueado el convenio defensivo hispano-norteamericano, y tras varios meses de silencio, en los que una carta del Rey a Reagan, que contenía la invitación, no había sido contestada.Carles Wick, presidente de la Agencia de Información norteamericana (USIS) y enviado especial de la Casa Blanca, acudió ayer a La Zarzuela para entregar al Rey la carta personal de Reagan. Estados Unidos era ya el único país importante que, después de que Margaret Thatcher confirmase la inclusión del Reino Unido durante su reciente visita a Madrid, faltaba por asegurar su reserva de terreno en la Expo.

Son ya más de 70 países, además de una docena de organizaciones internacionales y numerosas empresas multinacionales, los inscritos para el recinto sevillano. Los medios diplomáticos consultados por este periódico admitieron ayer que la aceptación formal de EE UU, una semana después de que el convenio defensivo con España hubiese quedado desbloqueado y tras varios meses en los que la participación norteamericana había sido mantenida en suspenso, tiene un "indudable significado político". Washington había condicionado tácitamente su participación en la Expo al "final feliz" en las negociaciones del convenio, e incluso llegó a amenazar privadamente con estar ausente de Sevilla después de que España ganase la batalla en el "tira y afloja" que desembocó en el acuerdo para retirar los aviones F 16 estacionados en Torrejón.

Las mismas fuentes reconocen también que la rápida aceptación de EE UU, tras el acuerdo verbal alcanzado la semana pasada, indica que los términos del convenio "han agradado" a Washington.

EE UU solicitó sin éxito en Caracas el pasado mes de agosto formar parte como miembro de pleno derecho de la conferencia de comisiones preparatorias del V Centenario del Descubrimiento, junto a España, Portugal y los países latinoamericanos. Washington, que es sólo observador en la conferencia, argumentaba su pretensión en el hecho de que más de 20 millones de hispanos viven en Estados Unidos. Sin embargo, en esta ocasión se buscó la fórmula de que EE UU participase, al menos, en un foro internacional más amplio que la conferencia, que por primera vez se reunirá próximamente en Sevilla. Y, aunque la solución no agradó por completo a los norteamericanos, también significó otro paso hacia su participación en la Expo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de octubre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50