Un mendigo armado con un hacha secuestra a un cura que celebraba una boda

Manuel Cuesta, párroco de la iglesia Madre de Dios, de Jerez de la Frontera (Cádiz), fue secuestrado ayer durante 40 minutos por el mendigo José Ramón T. J., de 26 años, mientras celebraba una boda en el templo del Sagrado Corazón de Granada. El individuo, que habitualmente pedía limosna a las puertas de la iglesia, llegó hasta el altar armado con un cuchillo y un hacha de cocina. La policía logró que se entregara después de darle las 2.000 pesetas que había solicitado.

El suceso ocurrió a las siete de la tarde de ayer, cuando Manuel Cuesta iba a iniciar la misa. El mendigo, que ha sido detenido en 20 ocasiones y que ha estado en tratamiento psiquiátrico, arrinconó al sacerdote y le puso la punta del cuchillo en el cuello. A continuación se bebió el vino que había en el cáliz y exigió la entrega de un millón de pesetas, que más tarde redujo a 2.000, y dos botellines de cerveza.El mendigo echó a continuación a los asistentes a la ceremonia nupcial fuera del templo y se quedó a solas con el sacerdote. Poco después llegó la policía para intentar liberar al sacerdote, lo que consiguió tras conversar con el mendigo.

"Dios a veces da sustos, pero no tragedias. Vámonos por ahí a darnos un par de lingotazos y nos olvidamos", dijo el sacerdote después de ser reducido su agresor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de septiembre de 1988.

Lo más visto en...

Top 50