Dolores Talavera Lacort

Invitada especial a los Juegos Olímpicos

Viajará a Seúl invitada por el Gobierno de la República Surcoreana. Dolores Talavera Lacort recibirá allí las atenciones que se dispensan a las personas vinculadas con la historia de este país. Su marido, el ya fallecido compositor Ekitay Ahn, es el autor del himno nacional de Corea, y su memoria se venera en el Independence Hall de Seúl, monumento nacional a la independencia.

Esta barcelonesa de 70 años reconoce que le será muy dificil contener la emoción cuando los acordes del himno nacional coreano suenen en el estadio Olímpico durante la sesión inaugural de los Juegos. Hasta allí se desplazará mañana, día 14, tras aceptar la invitación formulada por el ministro de Deportes, Cho Sang Ho. Una invitación de la que ella se muestra orgullosa.Ésta será la séptima ocasión que visita Corea, un país que, según afirma, ha cambiado mucho en los últimos años. Tanto como la propia capital, Seúl, cuya Ciudad Olímpica le causó una muy grata impresión cuando la visitó el pasado año, aún en obras.

Dolores Talavera vive desde 1946 en Palma de Mallorca, donde se trasladó, junto con su marido, a los pocos meses de casarse. Ahora, 24 años después del fallecimiento de Ekitay Alh, este compositor, que fue alumno aventajado de Richard Strauss, sigue siendo recordado en Mallorca casi tanto como lo es en su país de origen. Su nombre figura en una de las calles de la ciudad, y los amantes de la música clásica le recuerdan como el fundador de la Orquesta Ciudad de Palma y su director por espacio de 12 años.

Su llegada a la isla coincidió con los primeros años de la guerra de independencia coreana Dolores recuerda la angustia que producía al compositor la falta de noticias en la Prensa española sobre lo que ocurría en esos momentos en su país. De allí había salido a los 14 años, huyendo de la represión política, en un periplo que le llevó por distintos países de Europa y América.

En un concierto en el Liceo de Barcelona la conoció. Fruto de esa angustia habría de ser la Sinfonía a Corea, de la que se extrajo el fragmento que constituyó primer del himno nacional de Corea y posteriormente, tras la división del país, el himno de la República Surcoreana.

Intercambio

Dolores Talavera tiene ahora tres hijas y seis nietos, y sigue manteniendo numerosos contactos con Corea, en cuyo intercambio cultural y mutuo conocimiento con España ha jugado un importante papel. Ahora confía plenamente en que los Juegos Olímpicos serán un completo éxito.Aunque escéptica ante el proceso de unidad nacional, asegura que no se producirán problemas con respecto a las manifestaciones de estudiantes coreanos, que achaca a las actividades de grupúsculos comunistas infiltrados, si bien añade a renglón seguido que nunca sintió ningún interés por la política.

Durante los ocho días y siete noches que permanecerá en Seúl ("los orientales son así de meticulosos", aclara) visitará el Independence Hall, al que en 1981 donó la partitura original del himno nacional, así como el piano, el violonchelo y la batuta que pertenecieron a su marido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 12 de septiembre de 1988.

Se adhiere a los criterios de