Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Representantes de IU acusan de racismo a los alcaldes de Leganés y Alcorcón

Los concejales de Izquierda Unida (IU) en los Ayuntamientos de Madrid, Leganés y Alcorcón criticaron ayer el "contenido reaccionario y racista" de las declaraciones vertidas por los alcaldes de estas dos últimas localidades contra el proyecto del Consorcio para el Realojamiento de la Población Marginada de instalar un campamento para gitanos junto a sus términos municipales. Estas críticas se producen despúes de que el miércoles unos 200 vecinos del barrio de La Fortuna, cercano a los terrenos donde se pretende instalar el asentamiento, se manifestaran en Leganés para protestar por la decisión del Consorcio, informa Ana Roldán.Según los concejales de IU, reunidos ayer para adoptar una postura conjunta sobre el asentamiento, de las declaraciones de los alcaldes de Alcorcón y Leganés "se deduce que no quieren tener gitanos cerca". Francisco Herrera, portavoz de este grupo en el Ayuntamiento de Madrid, insistió en el carácter racista y reaccionario que tienen las manifestaciones de los citados alcaldes. Los representantes de IU indicaron, asimismo, que son partidarios del plan de realojamiento de gitanos, "pero creemos que cuando se va a instalar un asentamiento en límites de términos municipales hay que negociar con todas las localidades implicadas". En su opinión, el lugar elegido no es el más idoneo "porque el colindante barrio de La Fortuna carece de infraestructura suficiente".

Por su parte, el consejo de vecinos de La Fortuna, en el que viven 16.000 personas, ha emitido un comunicado contra la construcción del asentamiento en la zona de Cuatro Vientos. En el escrito se justifica esta negativa al campamento en los perjuicios que puede causar al barrio y a los planes urbanísticos de la Comunidad, Leganés y Alcorcón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 1988