La central nuclear Vandellòs 2 estará cerrada un mes por el último incendio

La central nuclear Vandellòs 2, que el pasado sábado sufrió un incendio en un transformador de energía eléctrica, el segundo siniestro en un período inferior a los dos meses, continuará sin funcionar durante tres semanas o un mes. Portavoces del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) aseguraron que ésta es una de las paradas más largas que va a sufrir una central nuclear española. A raíz del incendio declarado en un transformador el pasado 22 junio, la planta atómica permaneció inactiva cinco días.La dirección de la central, que confirmó ayer que un defecto de fabricación o de diseño de la borna del transformador causó el incidente, ha decidido prescindir de los servicios del suministrador habitual de estas piezas, la empresa suiza Micafil, para que el problema no se vuelva a reproducir. Las bornas serán suministradas desde ahora por la empresa Asea, conocida internacionalmente en este campo.

Los técnicos de Vandellòs 2 y los de la empresa Cenemesa, constructora de los transformadores, seguirán investigando el origen del deficiente funcionamiento de la borna, para saber con exactitud por qué "ha fallado en dos ocasiones consecutivas". Carrasco negó que se hubiese planteado presentar una querella contra la empresa suiza Micafil, a la que continuó calificando de "empresa de primera fila".

El responsable de la central calculó el coste de los trabajos de reparación del transformador, que ha sufrido daños "moderados", según las mismas fuentes, en unos 100 millones de pesetas. "Las empresas propietarias de la planta, Endesa e Hidrola, tienen contratados unos servicios que cumplirán al poner en marcha otras centrales de carbón que normalmente están sin funcionar", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 24 de agosto de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50