Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rivales de los clubes que disputen copas europeas, obligados a jugar en sábado

Los rivales de los clubes clasificados para jugar las tres competiciones europeas -Real Madrid, en la Copa de Europa; Barcelona, en la Recopa, y Real Sociedad, Atlético y Athlétic, en la Copa de la UEFA- estarán obligados a adelantar los partidos de Liga que disputen contra ellos 24 horas, ya desde los cuartos de final, según la propuesta que presentará el próximo viernes el nuevo presidente federativo, Ángel Villar, a la asamblea general. Cabe recordar que en la asamblea Villar se enfrentará a las discusiones entre los clubes y el sindicato de jugadores respecto al tercer extranjero.

En la propuesta federativa se recoge una modificación del artículo 19.4, del Libro Tercero del Reglamento General, que establece que un club que participe en semifinal o final de una competición europea podrá solicitar que se adelante al sábado anterior a la jornada internacional su encuentro de Liga, "a lo que estará obligado a avenirse el oponente". El texto se ampliará a los cuartos de final.Asimismo, en el proyecto de calendario para esta temporada ya se contempla otro aspecto importante para evitar los habituales conflictos de cada año, el referente a que las jornadas de la Copa del Rey que coincidan con los partidos de competiciones europeas se disputen en jueves, es decir, 24 horas después de los choques continentales. La federación trata con ello de evidenciar también una política de diálogo con Televisión Española, con el objetivo de que se alcance un acuerdo posterior con los cinco clubes que participan en competiciones europeas. Se intenta de esta manera que no se produzcan problemas de última hora en la transmisión de los partidos más importantes de los miércoles europeos.

En este sentido, Villar se entrevistó ayer con responsables de Televisión, a los que les planteó esta cuestión y la relacionada con los recientes problemas surgidos con las transmisiones de torneos veraniegos. La federación desea llegar a un acuerdo para que con tiempo suficiente se conozca el calendario de estos trofeos y aquellos que se televisen, para no perjudicar a terceros.

Villar confirmó ayer la composición de su nueva junta directiva, en la que no ha habido sorpresas y en la que figuran representantes de todos los estamentos del fútbol español, si bien algunos de ellos de los calificados como conservadores por sus actuaciones y actitudes anteriores. La lista la integran: Ángel Villar, presidente; Juan Padrón, de la territorial tinerfeña, como vicepresidente primero y adjunto a la presidencia para asuntos económicos; Antonio Baró, actual presidente del Español y de la Liga de Clubes, como vicepresidente segundo; Juan Espino, de la extremeña, vicepresidente encargado del fútbol aficionado; Juan Luis Larrea, de la guipuzcoana, tesorero.

Como vocales figuran Ramón Mendoza (Real Madrid), Pedro Aurtenetxe (Athlétic de Bilbao), Joan Gaspart (Barcelona), Juan José Iriarte (presidente del sindicato de futbolistas, AFE), José Plaza (presidente del Comité de Árbitros), Horacio Leiva (presidente del Colegio de Entrenadores), José Oriol (asesor jurídico de la federación oficial de fútbol sala), Vicente Muñoz (de la valenciana), Borrás del Barrio (de la balear), Pedro Sancho (de la aragonesa), José Luis Díez (de la navarra), Luis Jiménez (de la canaria) y Emilio Cózar (de la territorial de Ceuta y Melilla).

Mendoza y la selección

En esta lista faltan aún por incluir a otros dos miembros del sindicato de futbolistas y un representante de la territorial gallega, en fase electoral. Cabe reseñar que la intención de Ángel Villar, en un principio, es la de mantener al presidente madridista, Ramón Mendoza, como encargado de los temas de la selección nacional -mañana la junta directiva debe decidir el nombramiento de Luis Suárez como nuevo seleccionador-, tal como ocurrió en la polémica Eurocopa del pasado mes de junio que se celebró en la RFA, si bien se tratarán de evitar los enfrentamientos que se produjeron entre Mendoza, los anteriores federativos, médicos y masajistas.Se da como probable que Mendoza, si definitivamente se concretara esta opción, cuente con la colaboración de Pedro Aurtenetxe, presidente del Athlétic de Bilbao.

Respecto a la asamblea, el punto más polémico se mantiene sobre el tercer extranjero. Antonio Baró, presidente de los clubes, ratificó ayer en la cadena SER que se planteará su inclusión "para esta misma temporada". Villar prefiere que entre en vigor para la próxima, y el sindicato de jugadores se niega a su aprobación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de agosto de 1988

Más información

  • Siguen las diferencias en el tercer extranjero